Cómo hidratar el pelo en casa: Productos y mascarillas

Qué difícil parece hidratar el pelo y qué sencillo es en realidad. Pero antes de meterme en materia quiero dejar claro que no soy peluquera, ni he estudiado nada que tenga que ver con este campo. Pero sí te puedo decir que llevo el pelo por la cintura desde que tengo uso de razón y que me corto las punta muy de vez en cuando. Y lo hago, básicamente, para que no me llegue el pelo al suelo, pero nunca porque tenga las puntas abiertas.

Uso tintes, planchas y secador, supuestamente cosas prohibidas para lucir un bonito cabello, pero aún así, me veo con el derecho de presumir de pelo. Igual suena feo, pero es que es un hecho (luego te enseño una foto y juzgas tú misma).

El caso es que pienso que, muchas veces, la falta de conocimiento de nuestro propio pelo nos lleva a comprar productos equivocados.

Y digo yo… si nos preocupamos tanto por conocer nuestro tipo de piel para usar la crema adecuada a nuestra necesidad, ¿por qué no hacer lo mismo con nuestro cabello?

Así que en este post te voy a ayudar a diferenciar tipos de cabello y a que aprendas cuál es el tuyo para que sepas si necesitas nutrir, reparar o hidratar.

¿Cómo hidratar el pelo?

Hidratar el pelo es fundamental para que luzca sano, fuerte y brillante.

No sé si sabes lo que significa tener el pelo poroso. La porosidad es ni más ni menos que la habilidad que tiene éste para absorber y retener la hidratación. Este término lo usan los profesionales muy a menudo y seguro que lo has oído en tu centro de belleza.

Si tienes el pelo encrespado, muy graso, fino, o débil, es problema directo de la porosidad de tu pelo. Y sabiendo eso ya sabes qué tienes que hacer para hidratarlo, repararlo o nutrirlo y qué productos debes usar para ello.

Para saber cómo es la porosidad de tu pelo puedes hacer una pequeña prueba en casa.

Toma 2 o 3 cabellos que estén bien limpios y lo más libre posible de productos. Puedes coger alguno del cepillo por ejemplo.
Ponlos en un vaso transparente con agua y espera un par de minutos.

  • Si los cabellos se quedan cerca de la superficie es que tienes la cutícula muy compacta y como consecuencia el cabello se resiste a absorber la hidratación. Así que aquí descarta el uso de productos para cabello dañado porque con ellos aumentarás el peso y tu pelo se quedará sin brillo.Utiliza productos hidratantes.
  • Si el pelo se queda a la mitad del vaso estás de enhorabuena, ya que tienes un pelo que con muy poco está espléndido. La cutícula no está tan cerrada y permite que el agua pase y penetre en el cabello sin exceso, manteniendo una humectación apropiada. Así que usa productos hidratantes y ocasionalmente una mascarilla nutritiva.

Si has maltratado mucho tu pelo con tintes de baja calidad, y has abusado de alisadores y tratamientos químicos, es probable que tengas una porosidad alta. Si es así la cutícula estará dañada, o muy abierta, provocando puntas abiertas.

Esto sucede porque entra un exceso de agua y favorece el encrespamiento. El problema es que igual de rápido como entran los productos que usas para su cuidado se van, y no retienen hidratación. Aquí debes nutrir e hidratar el cabello. Y en caso que esté muy dañado, deberás reparar primero.

Además de la porosidad debes saber si tienes un pelo seco o graso, porque todo influye a la hora de elegir buenos productos para su cuidado.

  • Cabello normal: está sano y con movimiento natural. No tiene puntas secas, ni grasa en el cuero cabelludo.Si el tuyo es así, enhorabuena.
  • Cabello graso: siempre está aceitoso y húmedo, sobre todo en las raíces. Las glándulas del cuero cabelludo generan una producción excesiva de sebo y de ahí ese aspecto de suciedad.
  • Cabello seco: sin movimiento, ni brillo. Suele ser quebradizo, difícil de desenredar y se entrecorta.
  • Cabello mixto: este tiene un poquito de todo. Tiende a estar seco en las puntas y graso en el cuero cabelludo. No suele tener volumen, ni mantiene el peinado durante mucho tiempo.

Ahora ya debes tener claro cómo es tu pelo, así que vamos con la parte que has venido a buscar, cómo hidratar el pelo.

Productos para hidratar el pelo

Toca buscar las mejores mascarillas. No es difícil, hay tratamientos específicos tanto para momentos puntuales como líneas para que sean tus productos habituales.

  • Gorro Mascarilla Sauna Repair con Argán de Iroha Nature.

¿Qué te parecería hidratar el pelo en tan solo 15 minutos? Una maravilla ¿verdad? Este tipo de tratamientos rápidos van geniales para ocasiones especiales.

No sé, imagina que tienes un evento de última hora y tienes el pelo un poco desastroso, pues te plantas el gorro a modo de tratamiento intensivo hidratante y reparador y consigues hidratar en profundidad el cuero cabelludo.

El gorro mascarilla efecto sauna está impregnado en sérum y aceite de argán, es de un solo uso, y con su efecto Flash en 15-20 minutos obtienes resultados profesionales en casa.

Además todos sus ingredientes son naturales, no está testado en animales, y está libre de parabenos. Más del 60% de las mujeres que lo han probado quedan entusiasmadas con el resultado.

  • Mascarilla Hidratante Alquimix.

La necesitas en tu vida si quieres hidratar en profundidad. Además de su objetivo principal, posee un efecto antiencrespamiento, antifrizz y antioxidante. Elimina el encrespado a base de aceites naturales vegetales y extractos de frutas como la cáscara de naranja (Citrus Aurantium Dulcis Peel Oil), el peral europeo (Pyrus communis) y la margarita de globo de corazón (Globularia cordifolia).

Mantén vivo y nutrido tu cabello con esta mascarilla vegana sin sulfato, sin parabenos y sin siliconas.

  • TRESemmé Hidratación Intensa.

Si hablamos de hidratar, no hay marca que lo haga mejor que TREsemmé. Su gama Hidratación Intensa localiza las zonas más secas y restablece instantáneamente la hidratación allí donde más se necesita.

El avanzado sistema de hidratación con vitamina E devuelve al cabello toda su vitalidad y suavidad, y le proporciona un aspecto saludable como recién salido de peluquería.

Si buscas un acabado de peluquería, este es tu champú.

  • Pantene Rizos Definidos.

El pelo rizado es más poroso que el liso, y por lo tanto recoge toda la humedad que hay en el ambiente hinchándose y haciendo que se encrespe y se enrede, perdiendo a su vez brillo e hidratación.

Para hidratar un pelo rizado es importante que uses productos específicos que respete sus características naturales y además le aporte todo lo que necesita para mantenerlo limpio, suave y perfecto.

Por eso te recomiendo la mascarilla rizos de Pantene porque hidrata y nutre en tan solo 2 minutos. Transforma tus ondas rebeldes en rizos definidos, brillantes y flexibles, al tiempo que controla el encrespamiento.

  • Crema Nivea

Y no sé si lo sabes pero puedes hidratar con Nivea. Pues sí, la Nivea azul de toda la vida no solo hidrata el rostro, también el pelo.

Solo tienes que aplicar la crema en tu pelo. Y si quieres que sea aún más beneficioso este remedio, añade unas gotas de aceite de oliva. Lo dejas actuar una media hora, o una hora si tienes el cabello muy dañado, y pasado este tiempo aclara bien y luego lava con champú.

Cuesta un poco retirar la crema, pero el resultado merece la pena.

mascarillas para hidratar el pelo

Tratamientos de peluquería

Si quieres lucir pelazo y está pensando en qué tratamiento pedir en tu peluquería, aquí te dejo 3 recomendaciones.

Obviamente el profesional, después de valorar tu pelo, sabrá el que más te conviene. Y quién mejor que tu peluquero de confianza para que te aconseje, pero no está de más que sepas las opciones que puedes pedir.

  • Botox capilar

Un tratamiento 100% ecológico indicado para restaurar e hidratar cabellos dañados.

El principal compuesto de este tratamiento es botox tradicional. Aunque cabe resaltar que no se inyecta en el cuero cabelludo, sino que se aplica directamente al pelo a través de masajes y calor.

Gracias a él se reparan las fibras capilares quebradas o dañadas a través de un concentrado de principios activos que ayuda a restaurar el cabello desde el interior. Y por supuesto, el resultado es visible en el mismo momento.

  • Shock de queratina.

Ya sabes que un sinfín de tratamientos capilares se basan el la queratina, ya que ésta es la proteína estructural que conforma cada cabello y que se encuentra en las capas más superficiales.

El daño que sufre el pelo diariamente se refleja en una disminución de esta proteína, y por eso se utiliza la queratina como tratamiento capilar. Se aplica mediante masajes, mechón a mechón, y se fija a través del calor de la plancha.

Con el shock de queratina consigues un cabello menos encrespado, más brillante y un pelo más sedoso.

  • Zen Detox

Aunque parezca una de esas bebidas tan modernas de ahora, se trata de una mascarilla de arcilla para el cabello y el cuero cabelludo basada en una mezcla de caolín y arcillas que absorben las toxinas como un imán.

El cabello queda libre de metales pesados ​​del cuero cabelludo, el exceso de aceite y productos químicos residuales de champús sintéticos, acondicionadores, productos para el cabello, tintes, permanentes y alisadores de cabello.

En este caso, necesitarás más de una sesión para ver resultados, una cada 3 semanas más o menos, pero merece la pena dejar libre el pelo de residuos tóxicos, ¿no te parece?

Aceites

Los aceites tienen infinidad de propiedades, y entre ellas destaca la de embellecer y reparar el cabello. De ahí que muchos productos capilares estén hechos a base de aceites o tengan una alta concentración de ellos.

Personalmente, pienso que no haya nada como usar aceites esenciales puros para mantener una melena brillante y sana. Y estos son, para mi, los mejores aceites para el pelo:

  • Aceite de argán.

Era obvio, ¿no? El aceite por excelencia de la belleza es perfecto para hidratar las puntas, que suele ser la parte más seca del cabello.

Úsalo a modo de mascarilla por todo el cabello o únicamente en las puntas. Contiene vitamina E, omegas 3, 6 y 9, antioxidantes, beta-carotenoides y fitosteroles, así que imagina lo que puede hacer por tu pelo.

  • Aceite de coco.

Nada como el aceite de coco para dar brillo y salud a tu cabello. Además, es un buen aliado en eliminar la caspa.

¿Cómo usar el aceite de coco en el cabello?

Muy fácil, su textura no es líquida y en invierno se endurece aún más, así que tendrás que calentar un poco de aceite al baño maría, o ponerlo unos segundos en el microondas. Verás que así se hace líquido y es cuando debes aplicarlo en el pelo.

Aplica uniformemente sobre el cuero cabelludo y dejar actuar durante 20 minutos como mínimo (aunque si puedes más mejor), y usa un un gorro plástico para que penetre mejor.

Transcurrido el tiempo pasa a lavar la cabeza con champú 2 veces y procura lavarlo bien pàra que no quede ningún resto en el pelo. Repite en caso de que fuera necesario y enjuaga con agua tibia, casi fría.

Tendrás un pelo de anuncio ¡palabrita!

  • Aceite de oliva.

Más fácil que usar aceite de oliva para presumir de pelo, no hay nada. Tanto que solo tienes que ir a la cocina aplicar por todo el pelo, cubrir con una toalla caliente y esperar todo el tiempo que puedas, una hora o dos será genial.

Su alto contenido de vitamina E y sus propiedades regenerativas hace que el cabello crezca fuerte y sano. Reduce el frizz y ayuda a potenciar y tonificar el cabello deshidratado.

  • Aceite de almendras dulces.

Tiene el poder de envolver la fibra capilar para retener el agua en lo más profundo del cabello y suplir el sebo que le falta. El aceite idóneo para hidratar el pelo, ya que es rico en agentes hidratantes que tratan la sequedad y previenen la deshidratación. ¡No sé qué haces que sigues aquí sin probar esta maravilla!

Es evidente que con la vida que llevamos no es fácil aplicar aceite en el pelo y estar 2 horas esperando que haga su trabajo, pero es recomendable hacerlo, al menos, una vez a la semana.

Si, por tus quehaceres no tienes nada de tiempo, puedes aplicarlo por la noche, ponerte un gorro de ducha o toalla, e irte a dormir y lavar el pelo por la mañana.

De esta forma, además de hidratar el pelo, previenes su caída, lo desintoxicas porque eliminas residuos químicos como parabemos y sulfatos tan presentes en champús, y evitas irritaciones y descamaciones en el cuero cabelludo.

Es posible que nunca los hayas usado por miedo a que te engrase el pelo. Pero no debes temer por eso. Puedes aplicarlo por todo el pelo sin miedo a que te produzca grasa de más porque no lo va a hacer.

Solo tienes que lavar muy bien tu cabello después, haciendo 2 aplicaciones de champú y dejando que actúe unos minutos. Para aclarar intenta que el agua esté lo más fría posible y no quedará ningún resto de aceite en tu pelo.

mascarilla casera para hidratar el pelo

Mascarillas caseras hidratantes para el pelo

  • Yogur blanco.

Si necesitas un hidratante poderoso, abre la nevera y coge un yogur blanco. Sus propiedades hidratantes lo convierten en el mejor producto natural que echar a tu pelo.

El ácido láctico natural limpia el cuero cabelludo, elimina las células muertas y ayuda a los folículos pilosos a crecer. Los cultivos activos del yogurt van a ayudar a hidratar el cuero cabelludo, y a combatir la picazón y la irritación general. Además contiene vitamina B6 y B12, zinc, ácido láctico, calcio y magnesio que son vitales para tu cabello y para nutrir los folículos pilosos.

A un yogur natural añade dos cucharadas de zumo de limón y una clara de huevo, remueve y aplica en el cabello seco o mojado, deja actuar 30 minutos y enjuaga con agua fría.

Con esta sencilla mascarilla de pelo estás a media hora de presumir de pelo, así que yo de ti, lo hacía hoy mismo.

  • Aguacate y aceite de oliva

Corta medio aguacate y ponlo en un bol o cuenco. Añade una cucharadita de aceite de oliva y otra de miel. Cuando lo tengas, aplica por todo el cabello, mechón por mechón. Deja que haga su trabajo una media hora y lava y enjuaga con abundante agua.

El aguacate es un protector del pelo único, ya que debido a su cremosidad se adhiere muy bien al pelo y lo protege tanto del Sol como de productos químicos. Además aporta una hidratación intensa.

  • Aguacate y aceite de almendras.

Ya sabes lo que aporta el aguacate y el aceite de almendras al pelo, así que piensa lo que pueden hacer juntos.

En un recipiente pon dos cucharadas soperas de aceite de almendras y machaca medio aguacate. Si añades una ampolla de vitamina A los beneficios se triplican.

Cuando consigas una pasta aplica en el pelo y deja actuar media hora. Luego lava y enjuaga, con agua fría a ser posible.

¿Cómo hidratar el pelo en casa?

Mantener el pelo hidratado es primordial para que éste luzca en perfecto estado de salud. Si por falta de tiempo, porque se te van de precio, o porque no te gusta usar nada químico, quieres hidratar el pelo en casa, toma buena nota de los consejos y recetas que te doy a continuación.

Van a dejar tu cabello como recién salido de la mejor peluquería de la ciudad.

Estos tratamientos caseros tienes que aplicarlos cada 3-4 días y siempre recién hechos, para que el cabello absorba todas las propiedades.

Antes de usar la mascarilla elegida, lava el cabello con un champú para que esté lo más limpio posible y procura que el agua no esté muy caliente porque reseca el pelo. Pero yo sé que eres una valiente, así que usa agua fría. Después del mal rato, tu pelo estará más brillante que nunca. Luego seca sin frotar y retira la humedad.

Ahora sí tienes el pelo preparado para cualquier mascarilla casera.

El cabello seco

Características

A la hora de hidratar un cabello seco, debes tener en cuenta que este tipo de pelo tiene otras características y requiere un cuidado diferente.

Las glándulas sebáceas del cuero cabelludo producen el sebo, grasa natural, que mantiene la hidratación natural. Los agentes externos que actúan sobre él, atacan esa hidratación dejándolo con apariencia seca, sin brillo y sin vida.

Sus principales características son:

  • Falta de vida en el pelo.
  • Pelo sin brillo.
  • Puntas partidas o abiertas.
  • Dificultad a la hora de desheredar.
  • Se parte con mucha facilidad.
  • Pequeñas partículas blancas o amarillas en el cepillo después de peinarte.

Tener el cabello seco, en la mayoría de los casos, se debe a la falta de hidratación natural y tienes que encontrar la causa que lo provoca para ponerle solución. Las causas pueden ser:

  • Causas hereditarias: Puede ser por herencia de tus padres y es la más difícil de tratar.
  • Excesivo lavado del cabello: Lavar en exceso el pelo, o mejor dicho, hacerlo con productos demasiado agresivos o que no sean específicos para cada tipo de cabello, pueden quitar la grasa natural que produce el propio cuero cabelludo.
  • Causas ambientales: Un aire o ambiente demasiado seco, exponer el pelo al sol demasiado tiempo, la contaminación, polución… pueden resecar el cabello.
  • Problemas de tiroides: Por lo visto, la tiroides puede ser el causante tener el pelo seco.
  • Utilizar mucho secador, plancha o tenacillas: El uso de estos aparatos en exceso causa la sequedad del pelo. Siempre que lo tengas que utilizar usa un protector de calor antes.
  • Productos químicos agresivos: Los tintes, los productos para moldeado o alisado, etc. Este tipo de productos si se usan muy a menudo resecan mucho el cabello, además de debilitarlo.
  • Mala alimentación: Llevar una mala dieta también influye en el cabello.
  • Causas psicológicas: El estrés o la angustia vital pueden provocar la sequedad en el cabello.

Ten presente que para tener un buen estado del cabello debes usar productos de calidad y los que más se adapten a este tipo de pelo.

Tu principal función es encontrar los más adecuados para nutrirlo, y además tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Antes de comprar tu champú comprueba que tipo de alcohol contiene el producto. Hay alcoholes que van a perjudicar mucho más el cabello seco como: alcohol SD 40, alcohol isopropílico, propanol y el alcohol propílico.
  • Hay otros ingredientes que sí puedes usar como el alcohol cetearílico, el alcohol cetílico o el alcohol estearílico.
  • Escoge champús con nivel bajo de pH.
  • Evita las fragancias. Los productos con un aroma muy fuerte generalmente no son los más adecuados para los cabellos secos.
  • Bebe 2 litros de agua al día para hidratar el cabello.
  • Utiliza cepillos y peines de calidad para no dañar el cuero cabelludo en cada cepillado.

¿Cómo hidratar el cabello seco?

Los aceites son la mejor opción para hidratar un cabello seco, ya que le aportan suavidad, brillo y por supuesto, hidratación.

  • Aceite de argán: El oro líquido para tu cabello. El aceite de argán posee propiedades hidratantes que le devolverán a tu cabello todo lo que ha perdido: su hidratación y su brillo. Es el mejor aliado para el cabello seco.
  • Aceite de oliva: No es solo un tesoro para nuestra salud, sino que también ayudará a que tu cabello recupere la hidratación perdida, ya que es muy nutritivo. Además aportará un brillo especial a tu melena.
  • Aceite de coco: El aceite de coco posee un gran contenido en vitamina E y aceites esenciales. Esto lo hace uno de los mejores aliados para combatir la sequedad de tu pelo.

El mejor champú

Está claro que si este es tu problema es que algo no estás haciendo bien, así que lo primero que debes hacer es usar es el mejor champú para pelo seco.

Te recomiendo que uses Drech I.C.O.N porque es uno de los mejores que vas a encontrar en el mercado a día de hoy.

Te recomiendo que uses Drech I.C.O.N porque es uno de los mejores que vas a encontrar en el mercado a día de hoy.

Es un champú hidratante cuya principal característica es cuidar al máximo todo tipo de cabellos, entre ellos los más secos y maltratados. Hidrata en profundidad y aporta brillo haciendo que esté manejable y ligero.

  • Especial para cabellos secos y maltratados
  • Alta hidratación
  • Reconstruye los cabellos dañados desde el interior
  • El cabello queda protegido, brillante, sedoso y hemectado
  • No cotiene parabenos ni sulfatos

La mejor mascarilla

La gama Nutritive de Kérastase es una de las mejores que vas a encontrar a la venta.

Una de las mejores mascarillas que vas a encontrar a la venta.

Sus ingredientes activos dejan el pelo suave y flexible. El tratamiento de Kérastase, envuelve la fibra del cabello, de raíz a puntas, pero sin dejar aspecto pesado. Además evita el encrespamiento y controla los enredos al peinar.

  • Nutrición intensiva desde el interior
  • Ayuda a desenredar sin tirones
  • Controla el encrespamiento
  • Resultados desde la primera aplicación

Tratamientos

Si te apetece ponerte en manos expertas para que tu melena vuelva a ser lo que fue te recomiendo que vayas a un centro especializado en tratamientos de queratina.

De un tiempo a esta parte son unos de los más demandados ya que reparan el pelo y lo nutren en profundidad. Además lo protege de agentes externos como el sol o las planchas, por lo que ayuda a mantener melena brillante y saludable.

Este tipo de tratamientos suelen durar más de 3 horas, dependiendo del largo del pelo, y tienen un precio medio es de 100€. Lo mejor es que si luego lo cuidas debidamente, tendrás el pelo perfecto entre 4 y 6 meses.

Además puedes preguntar en tu salón de belleza habitual por los nuevos tratamientos de taninoplastia o la enzimoterapia, lo más novedoso en cosmética capilar indicados especialmente, para conseguir un cabello liso.

Tratamiento casero

Hay miles de mascarillas caseras para el pelo seco y seguro que has probado las típicas de aguacate, huevo, o miel. Por eso hoy quiero que pongas a prueba una que, estoy casi segura que nunca has oído, la mascarilla de mantequilla.

Seguro que piensas «¿mantequilla?» Pues sí. La grasa de la mantequilla alimenta la queratina del cabello y por eso es tan beneficiosa para los males de este tipo de pelo.

Eso sí, tienes que hacer la mascarilla con una que no contenga sal. Así que mira bien los ingredientes porque la sal reseca y no serviría de nada.

Cómo aplicar la mascarilla

Otros contenidos que te pueden interesar:

  • Peina bien el cabello.
  • Rocía con agua caliente para que se vaya abriendo la cutícula.
  • Cuando ya esté húmedo ve aplicando la mantequilla. Mejor si está a temperatura ambiente para que sea más fácil de extender. Si está muy dura, puedes ponerla unos segundos en el micro.
  • Aplica por todo el cabello haciendo hincapié en las puntas.
  • Envuelve el cabello en una toalla húmeda caliente (cuidado que no esté demasiado caliente para que no te quemes).
  • Encima coloca un gorro de baño de plástico.
  • Deja que actúe una media hora.
  • Lava con agua y tu champú habitual.
  • Repite este proceso de 2 a 3 veces por semana, dependiendo de lo seco que lo tengas y empieza a presumir de melena..
Deja un comentario