Cómo limpiar las brochas de maquillaje en casa

Hay que limpiar las brochas de maquillaje frecuentemente. El uso de bases, correctores y demás productos, hacen que se acumulen residuos en ellas y al estar sucias, no van a trabajar igual de bien el producto. Además de correr el riesgo de que las bacterias que se acumulan sobre ellas y pasen a tu piel creando rojeces, o granitos.

Las brochas que se usan para productos en polvo pueden aguantar algo más sin ser lavadas, aunque te recomendamos que al menos lo hagas una vez al mes para que las cerdas no dañen tu piel ni tus ojos, y para evitar las mezclas caóticas de color.

La acumulación de mucho producto en la brocha hace que esta pierda movimiento, suavidad y flexibilidad, y tarde o temprano se acabará estropeando.

Hoy te contamos cómo debes limpiar tus brochas y esponjas de maquillaje para que te duren el máximo tiempo posible.

lavar brochas esponjas maquillaje

¿Cómo limpiar las brochas de maquillaje en casa?

Dependiendo de lo sucias que estén puedes usar diferentes métodos.

Con limpiadores de brochas

Para una limpieza fácil y rápida de tus brochas de maquillaje usa limpiadores de brochas sin enjuague. Son la mejor alternativa para eliminar manchas de forma rápida y sin mucha complicación.

Estos limpiadores son muy efectivos para los pinceles de ojos porque eliminan las manchas de color y no corres el riesgo de mezclar tonos en tus proximo look. Pones un poco sobre una servilleta, pasas el pincel por encima y listo.

El limpiador de brochas de MAC es de los mejores que puedes encontrar en el mercado. Es algo caro eso sí, por eso te ofrezco como alternativa el limpiador de Beter que por mucho menos, hace el mismo trabajo.

Con alcohol

El alcohol es un buen método para desinfectar las brochas y pinceles. Toma un poco de alcohol de 96º, y empapa un algodón. Pasa el pincel hasta que haya desaparecido cualquier rastro de maquillaje, sombra, o pintalabios.

Es una forma casera de limpiar y desinfectar rápido y fácil.

Con aceite de oliva

Llena un recipiente con aceite de oliva e introduce la punta de la brocha. Mantelas un rato para que suelte el máximo de suciedad posible. Pasa la brocha por el grifo y escurre para eliminar el aceite. Después, frota sobre una servilleta de papel haciendo círculos.

La suciedad y los restos de aceite se absorben por el papel y las brocha de maquillaje quedan impecables.

Con jabón

Es la forma más tradicional y la que usa la mayoría.

Pon un poco de jabón en la palma de tu mano y con el grifo abierto moja la brocha y ve moviendo en círculos sobre el jabón. Saldrá en un par de repeticiones todo el maquillaje de la brocha.

Aprieta bajo el grifo para eliminar todo el jabón y frota suavemente con una toalla para eliminar el exceso de agua.

Con glicerina

El alcohol puede resecar las brochas, así que si lo usas para limpiarlas te recomendamos que junto al alcohol añadas una cucharadita de glicerina.

Puedes hacer una mezcla y echarla en un bote con spray para que te sea más fácil su uso. De este modo, tus brochas quedarán protegidas, al mismo tiempo que limpias y desinfectadas.

Limpiador casero

Si quieres un limpiador de brochas casero toma nota de cómo prepararlo.

  • Llenamos el 75% del envase con agua destilada.
  • Añade una cucharada de alcohol de 70º.
  • Y una cucharada de acondicionador.
  • También una cucharada de jabón.
  • Mezcla todo y listo.
  • Agita bien antes de usarlo y pon la brocha o pincel sobre un papel de cocina, rocía con el limpiador casero sobre él y ve dando pinceladas sobre el papel para que suelte todo el maquillaje.

Hagas como hagas la limpieza ten presente que nunca debes:

  • Utilizar aceites para las brochas de pelo natural.
  • Frotar bruscamente las brochas ya que pueden perder su forma.
  • Mojar el mango ni la virola de la brocha.

como limpiar brochas de maquillaje

¿Cómo limpiar las brochas de pelo natural?

Para limpiar las brochas de pelo natural usa un limpiador suave, ya que son más respetuosos y no estropean los pinceles.

  • Puedes usar perfectamente un champú de niños y agua templada para eliminar de las cerdas los restos de aceite, polvo y ceras, dejándolas limpias y secas.
  • No presiones hacia abajo la cabeza de la brocha porque podrían romperse las fibras más cortas y frágiles. Lavando las brochas queremos eliminar la suciedad y las bacterias que tienen pero no queremos que se estropeen las cerdas.
  • Pasa con suavidad por la palma de la mano y escurre cuidadosamente.
  • Una vez limpias y sin jabón ponlas sobre una toalla y si tienes un escurridor de brochas mejor, ya que el agua no entrará en contacto con la virola.

¿Cómo limpiar las brochas sintéticas?

Las brochas sintéticas se suelen usar para productos en crema que suelen contener aceites, por lo que cuesta más su limpieza y hay que añadir algún paso más al proceso.

  • Aplica un poco de aceite de oliva sobre cada brocha para que se vaya desprendiendo de esos aceites.
  • Pon la brocha bajo el agua hasta que se empape y haz la misma operación que cuando se las limpia con champú. Frota con movimientos circulares sobre la palma de la mano hasta que quede prácticamente limpia de producto.
  • Con los dedos aprieta el pelo de la brocha y deslízalo hacia afuera para terminar de limpiar perfectamente.
  • Vuelve a lavarlas con jabón, como las brochas y pinceles de pelo natural.

¿Cómo limpiar las esponjas de maquillaje?

Con las esponjas tipo Beauty Blender pasa lo mismo. Tienes que tener lavarlas muy a menudo, más incluso que las brochas diría yo, porque las bacterias campan a sus anchas cuando están sucias.

Esas mismas bacterias son las que pueden acabar en tu piel cada vez que te maquillas, si no la tienes en perfecto estado de revista gracias a una buena rutina facial.

  • En un recipiente con agua fría echa unas gotas de jabón. Puedes usar el mismo que usas para las brochas, o incluso tu gel de ducha, pero yo te recomiendo que si están muy sucias, utilices jabón de fregar los platos. Te puede parecer raro pero saca la suciedad que da gusto.
  • Sumerge la esponja dentro y ve apretando para que salga poco a poco todos los restos de maquillaje.
  • Aprieta y comprime suavemente, trabajando con la espuma del jabón todas las veces que sea necesario. Cada vez que aprietas, se libera el aire que hay dentro de la esponja dejando espacio al jabón y consiguiendo una limpieza profunda.
  • Cuando esté limpia, toca ir bajo el grifo o a otro recipiente con agua nueva y comenzar a aclarar.
  • Ve presionando para que salga toda la espuma de la esponja.
  • Para acabar ponla en un sitio ventilado, sobre una toalla,o en su propio envase hasta que se seque completamente.

Tienes la opción de usar el limpiador sólido de la propia marca Beauty Blender ya que limpia eficazmente y prolonga la vida de la esponja.

Otros contenidos que te pueden interesar:

Deja un comentario