Secador de uñas: Guía de compra y comparativa

Voy a contarte una cosa que sé que te pasa cada semana y lo sé, porque a mi también me pasa.

Mira, ponte en situación.

Domingo por la tarde, estás en el sofá con una peli de fondo mientras ves paneles de Pinterest con los diseños de uñas más bonitos que has visto en mucho tiempo.

Por un momento te vienes arriba y vas a por todas tus cositas de uñas. Tus esmaltes favoritos, la lima, el sello de estampación, todas las pegatinas y brillantes que compraste un día en un bazar… vamos, todo el arsenal ese que sé que tienes por casa y que no usas.

Y te dispones a recrear una de esas manicuras.

Por una vez en la vida, te encanta el resultado. Has sido capaz de usar varios colores, has puesto un poco de decoración en ellas, y ya estás pensando en subir la fotito a todas tus redes sociales.

Pero claro, ahora toca esperar a que esa obra de arte se seque.

Te quedas ahí con las manos tiesas, abiertas y soplando de vez en cuando para que se sequen más rápido.

Después de 10 minutos aún no te fias de que esté seco del todo.

Te empieza a picar la cabeza (eso es un hecho probado, te pintas las uñas, te pica la cabeza), y como puedes, así con la yema del dedo, te rascas con cuidado.

Esperas otros 5 minutos mientras le prestas más atención a la peli, empiezan los anuncios y tú, pensado que ya están secas porque has tocado así con cuidado, te vas al baño a hacer pis.

¿Dónde vas, alma de cántaro? ¿Dónde vas?

A esas uñas le quedan por lo menos otros 5 minutos más, pero tu temeridad te lleva, sin pensarlo, al cuarto de baño.

¿Y qué pasa cuando te subes el pantalón, las medias, el pijama, o lo que quiera que lleves? Que te llevas medio esmalte por delante.

¡Ea! Te lo dije.

Ahora vuelta a empezar.

Pues si no quieres que te pase eso cada domingo, necesitas un secador de uñas.

Un aparatejo que te va a ocupar poco espacio y que te va a solucionar la vida cada semana. Y es que solo tienes que meter la mano, esperar 2 minutos, y tendrás la manicura o pedicura lista y sin miedo a que el esmalte se estropee porque no estaba bien seco cuando has ido a tocar algo.

La elección de un secador de uñas no es fácil, dependiendo de con qué frecuencia lo vas a usar o para qué esmaltes lo quieres, necesitas uno u otro, pero en este post resuelvo todas tus dudas.

Así que toma nota que empezamos.

mejor secador uñas

🏆 ¿Cuál es el mejor secador de uñas?

Si estás por aquí es porque has oído hablar de estos aparatos y no quieres esperar más de media hora con las manos tiesas esperando a que se seque el esmalte. Y me imagino que estás buscando la mejor opción.

A lo mejor te dedicas al arte de hacer la manicura, o a poner uñas de gel, y necesitas un secador de uñas profesional. O simplemente quieres un secador para tus manicuras de estar por casa.

Sea cual sea tu situación, sé que quieres saber cuál es el mejor, sus características, ventajas, si tiene algún inconveniente…

Bueno pues aquí te voy a dejar una tabla comparativa que es la mejor forma para que sepas cuál necesitas.

MÁS PROFESIONAL
NailStar Lámpara LED Profesional Seca Esmalte de...
MÁS VENDIDO
SUNUV SUN2C 48W Lampara Led Uñas Profesional con...
MEJOR LOW COST
TOUCHBeauty TB-0889 Lámpara de LED Ventilador de...
Modelo
NAILSATR
SUNUV
TOUCHBEAUTY
¿Seca esmalte convencional?
Lámpara
LED
LED/UV
Ventilador
Potencia
12W
48W
Funciona con pilas
Temporizador
4 tiempos de control
4 tiempos de control
-
-
MÁS PROFESIONAL
NailStar Lámpara LED Profesional Seca Esmalte de...
Modelo
NAILSATR
¿Seca esmalte convencional?
Lámpara
LED
Potencia
12W
Temporizador
4 tiempos de control
MÁS VENDIDO
SUNUV SUN2C 48W Lampara Led Uñas Profesional con...
Modelo
SUNUV
¿Seca esmalte convencional?
Lámpara
LED/UV
Potencia
48W
Temporizador
4 tiempos de control
MEJOR LOW COST
TOUCHBeauty TB-0889 Lámpara de LED Ventilador de...
Modelo
TOUCHBEAUTY
¿Seca esmalte convencional?
Lámpara
Ventilador
Potencia
Funciona con pilas
Temporizador
-
-

De primeras ya te digo que es indispensable que un secador de uñas lleve integrada una lámpara LED, una luz UV (ultravioleta), o ambas.

Aunque tampoco está de más saber con qué vatios de potencia trabaja y el tiempo de secado.

Con esto, ya vas a tener casi toda la información que necesitas para comprar el mejor.

El abanico de posibilidades es grande, también te lo digo, y vas a encontrar en el mercado infinidad de diseños de secadores de uñas. Por este motivo decidí hacer este post, para analizar los mejores, recopilar sus funciones y facilitarte el trabajo.

¡No hace falta que me des las gracias!

Si estás buscando una lámpara profesional, con el secador de Nailstar ya has encontrado la tuya.

Diseño y calidad sumados a 4 temporizadores y una luz LED que nada tiene que envidiar a la que puedes encontrar en cualquier centro de belleza.

PROS
  • 60 luces LED
  • 4 botones temporizadores
  • Acabado profesional en casa
  • Tamaño y peso ideal para transportar, no pesa
  • Seca todo tipo de geles para uñas
Contras
  • Solo tienes luces arriba, el dedo pulgar hay que hacerlo aparte
  • No tiene encendido automático

El secador de uñas Sunuv es el más vendido y popular con más de un 80% de opiniones positivas.

Dispone de 4 tiempos de control preestablecidos: 10s, 30s, 60s y 90s modo de calor bajo.

Además tiene detección automática inteligente y 33 lámparas con una potencia de 48w, para que tu manicura quede perfecta en segundos.

Es un tanto grande, algo que tiene tanto una ventaja como un inconveniente. Evidentemente es más incómoda de transportar pero cabe la mano completamente y puedes hacer el dedo pulgar a la vez que el resto de la mano.

Cuenta también con almohadillas para descansar las manos y es apto para uñas de gel y semipermanentes.

PROS
  • El diseño
  • La luz llega a toda la mano
  • Con 48W es uno de los modelos más potentes del mercado
  • No hay que cambiar luces
Contras
  • Un poco grande para transportar

Si lo tuyo no son los esmaltes semipermanentes ni las uñas de gel, el secador TouchBeauty te va a venir muy bien porque es apto para esmaltes normales.

Es portátil, muy fácil de usar (se acciona presionando con los dedos la parte inferior del hueco delantero), y gracias a su ventilador seca las uñas en segundos.

Sus dimensiones (11,9 x 11 x 7 cm.) ya te puede dar una idea de que se trata de un modelo ligero y portátil, así que puede hasta llevarlo de viaje.

Las 3 luces LED y el ventilador que incorpora proporcionan un flujo de aire constante para secar las uñas de forma más rápida y eficaz.

PROS
  • Portátil y ligero
  • Se enciende automáticamente cuando se presiona el soporte
  • Apto para esmaltes normales
Contras
  • Funciona con pilas
  • No cabe la mano completa

💅 ¿Cómo funciona el secador de uñas?

No hay que ser un lince para saber que un secador de uñas tiene la función básica que su nombre indica: secar las uñas tras la manicura.

Pero además con este aparato vas a conseguir un acabado profesional tanto en las uñas de las manos como en la de los pies. Y es que unos minutos serán suficientes para que, gracias a la exposición de las mismas a una luz LED o UV, las uñas queden con un acabado de salón de belleza.

Y no temas por la luz cegadora que desprende porque las luces LED son completamente respetuosas con la piel y con los ojos.

Otra de las ventajas de estos aparatos es que son compatibles con cualquier tipo de geles de uñas, ya que su espectro de luz cubre cualquier esmalte y técnica.

Evidentemente su gran ventaja es que acabarás de pintarte las uñas y no tendrás que esperar una eternidad a que se sequen. Así podrás seguir con tu vida.

Sí que es cierto que el tiempo de secado depende de la marca de esmalte, pero ninguno va a tardar más de 120 segundos. O lo que viene siendo 2 minutilllos de nada.

Y por si fuera poco, algunos secadores de uñas incorporan un sensor de movimiento que detecta el momento en el que introduces la mano o el pie para avisarte en caso de sobrecalentamiento, en cuyo caso deberías interrumpir el proceso, sin ningún tipo de problema.

🤔 ¿Cómo se usa?

  • Enciende el secador de uñas. Si es ultravioleta espera a que se caliente, si es LED con encenderla es suficiente, ya está lista.
  • Aplica el esmalte, el acrílico, o el gel en capas delgadas en cada uña.
  • Pon las uñas dentro del secador, justo debajo de la luz, y espera un par de minutos (aunque esto depende dependiendo del modelo de la lámpara).
  • Una vez haya pasado el tiempo, saca la mano y aplica una segunda capa de esmalte, acrílico o gel. Recuerda siempre no sobrepasar el tiempo indicado.
  • Coloca de nuevo la mano en la lámpara durante otro par de minutos para proceder a aplicar una tercera capa de producto.
  • Listo.

Ten presente que siempre es mejor distribuir la aplicación del producto en 3 o 4 capas delgadas que en 2 gruesas, ya que el secado siempre será más satisfactorio en pequeñas cantidades.

❌ Inconvenientes

Aunque es un aparato completamente seguro, no debes abusar de los tiempos se exposición. Piensa que son rayos UV directos, y si excedes el tiempo de exposición de forma innecesaria, puedes causar alguna lesión en la uña.

Pero tranquila que esto sucedería si lo usas varias veces al día o metes la mano y la dejas ahí toda la tarde.

Si lo usas, como es debido, es totalmente inofensivo.

El punto del que te hablo ahora no es un inconveniente como tal, pero he querido ponerlo aquí, porque sé que en este apartado lo vas a leer sí o sí.

Hay esmaltes y geles que están creados para trabajar con luces ultravioleta, así que si se ponen a secar en una máquina LED no se conseguirán los resultados adecuados. Y viceversa. Por eso es necesario que sepas qué tipos de esmaltes usas antes de comprar tu secador de uñas. Necesitas que el secador, sea compatible con tus esmaltes.

Otros contenidos que te pueden interesar:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Deja un comentario