Pros de los cosméticos naturales

Cada vez son más las mujeres que dan el salto a los cosméticos naturales. Y la verdad que no me extraña. La naturaleza nos ofrece ingredientes y compuestos que nuestra piel sí reconoce aprovechando así al máximo sus propiedades.

La cosmética natural, al no llevar ingredientes sintéticos ni derivados químicos, además de ser más beneficiosa, causa menos problemas de alergias e irritaciones en la piel.

Recuerda que para que un cosmético tenga certificado de natural, al menos el 95% de sus ingredientes tienen que ser naturales. Deben ser también productos que respeten el medio ambiente y no testen en animales. Además, un mínimo del 10% del total de ingredientes ha de proceder de agricultura biológica, que representa como mínimo el 95% de los ingredientes vegetales.

Dicho esto, te diré que yo nunca fui muy tiquismiquis con la cosmética tradicional. No he sentido que me afectara a la piel y por tanto no veía ningún problema en los productos que había usado toda mi vida.

Pero desde que comencé en el mundo beauty fui conociendo otras alternativas. Marcas cruelty free era lo que más me incitaba a salir del “lado oscuro”. Sobre todo después de ver cómo algunos productos que se usan en los labios, ojos o incluso pelo, daban unas alergias y reacciones de lo más desagradables.

Las alergias y los cosméticos naturales

Y es que claro, no es lo mismo una crema corporal de uso diario, que un bálsamo labial por ejemplo, que tienes que llevar prácticamente en la boca todo el día y que puede provocar una reacción alérgica considerable.

Fue entonces cuando decidí que ciertos productos deberían ser naturales al 100%. Y sí, ya sé que la cosmética natural también puede provocar alergias en algunos casos aislados. Pero no es lo mismo la reacción que te pueda dar una planta a la que te puede causar un ingrediente de un derivado químico.

Y dentro de esos productos está todo lo que tenga que ponerme en zonas tan delicadas como los labios. Cualquier labial genérico o bálsamo labial reparador, va a estar en contacto continuo con los labios y ese producto va a introducirse dentro de la boca.

Por eso prefiero que sea un cosmético natural. Porque piensa, un bálsamo labial lo usamos tanto en verano para proteger los labios del sol, como en invierno para reparar las grietas y sequedad, y también de noche para mantenerlos hidratados. Son muchos los momentos y la verdad, que cuanto más natural sea mejor.

Pero no solo he visto alergias en la boca por bálsamos labiales con ingredientes químicos. También he visto erupciones en el cuero cabelludo por tintes demasiado agresivos, botes inexplicables de acné o incluso enrojecimiento de la piel por cremas hidratantes.

Aunque en realidad, mi salto hacia la cosmética natural no solo es porque piense que es más efectiva sino por el respeto que tienen con el medio ambiente y los animales. Y poco a poco me voy fijando más en los etiquetados de lo que compro. Y sobre todo en si testan o no en animales.Por ejemplo, hace mucho que dejé de usar brochas de maquillaje de pelo natural. Me conciencié que ningún pony, ardilla o cualquier otro animal, debía sufrir para que yo me maquillase con la máxima suavidad. Y eso es lo que me está pasando ahora con la cosmética natural. No me siento bien si sé que lo que estoy usando para cuidarme le ha costado la vida a un animal.

ventajas cosméticos naturales

El precio de la cosmética natural

Muchas veces asociamos la cosmética natural a un elevado precio. Y eso nos frena a la hora de utilizar productos naturales. Y sí que es cierto que puede llegar a costar un poco más pero… ¿no crees que merece la pena?

La cosmética natural es respetuosa con el medio ambiente. No testa sus productos en animales y es sinónimo de un modelo sostenible. Todo esto conlleva un costo más elevado y por eso aumenta un poco su precio final, pero personalmente, prefiero pagar un poco más y saber que lo que uso es natural y respetuoso, que pagar de más por un producto que es anunciado por una celebritie.

Tipos de cosméticos naturales

También me gustaría que supieras los diferentes tipos de cosmética que puedes encontrar.

  • La cosmética natural, que está formulado a base de ingredientes naturales (plantas, animales y microorganismos o minerales).
  • La cosmética biológica y ecológica, que debe proceder de agricultura o ganadería ecológica. Y además asegura que se ha obtenido con recursos naturales de manera óptima.
  • La cosmética vegana, que no contiene ingredientes de animales ni sus derivados como por ejemplo, la miel.
  • La cosmética vegetariana, que no cuenta con ingredientes animales pero sí que puedes encontrar derivados como la miel.
  • La cosmética cruelty free, que nos asegura que ni los ingredientes ni el producto han sido testados en animales.

También son cada vez más las marcas de cosmética natural que usan envases reciclados y biodegradables. Incluso sé de algunas que ni siquiera usan cajas o envoltorios para guardar el producto final.

Y es que cada vez todos nos concienciamos un poquito más de las ventajas de la cosmética natural.

Pero te advierto una cosa. Muchas veces intentan darnos bio por liebre y son algunas las marcas que anuncian sus productos como naturales y no lo son, o al menos no del todo. Fíjate bien en el etiquetado y revisa que tenga algunos de los sellos que certifica que el producto es natural. EcoCert, NaTrue, bio, CAAE, Cosmo natural, entre otros.

Espero que este post te haya servido de ayuda si estás pensando en pasarte a la cosmética natural. Si ya lo has hecho, me encantaría saber tu opinión o experiencia con estos productos.

Otros contenidos que te pueden interesar:

2 comentarios en “Pros de los cosméticos naturales”

  1. Discrepo totalmente. La cosmética natural es muy buena, pero, personalmente, no la considero mejor ni peor que la cosmética tradicional.
    Además, si te paras a pensar, tú misma eres química. La cosmética natural es química.
    No siempre lo natural es lo mejor, cuidado con eso 😉
    Respecto a las alergias, serán a algún componente concreto, pero piensa que la cosmética natural también puede contener ese mismo ingrediente…
    Un beso, guapa 🙂

    Responder
    • Sí, por supuesto. Yo misma he probado cosas naturales que no me han funcionado. Ya sabes que últimamente todo lo que huela a natural está de moda pero eso no quiere decir que sea lo mejor. Si que me parece mucho mejor porque estos productos suelen respetar el medio ambiente, no testan en animales e incluso muchos de ellos usan envases reciclados y ya solo por eso merecen la pena 😉

      Un saludo y muchas gracias por compartir tu opinión.

      Responder
Deja un comentario