La estética facial


He contado varias veces que mi adolescencia fue algo traumática.

En realidad no tuve problemas graves nunca, o no como para considerar que la adolescencia fue una etapa traumática.

En realidad mi único “problema” era tener acné, pero para mí, en mi pequeño mundo, sí que era algo bastante traumático.

Bueno, que yo pensaba que era traumático.

Me río ahora de los peces de colores.

Pero ya sabes lo que puede suponer algo así en una niña de 15 años.

Un mundo.

Pero en realidad no vengo a hablarte de eso, porque todo eso ya lo sabes.

Quería hablarte de algo que he aprendido con el paso de los años, y a raíz de esos problemas de piel que tuve cuando era tan joven.

Algo que me parece fundamental para tener una piel sana.

Algo que antes me daba pereza máxima realizar y que ahora deseo hacer cada mañana y cada noche.

La rutina facial.

estética facial

Yo, en su momento no tenía idea de cómo llevar a cabo una buena rutina de limpieza y cuidado, pero hoy hay portales como Rostromanía que ayudan a crear una rutina facial diaria.

Ojalá hubiera tenido en aquellos tiempos la facilidad de que, a golpe de clic, alguien me explicara qué debía hacer y cómo.

Pero no pasa nada.

Ahora sí lo tengo.

Y además me he hecho algo maniática de la limpieza profunda.

Es la única forma de eliminar la contaminación, la polución, los restos de ciertas sustancias cosméticas, y de maquillaje que quedan en la piel después de todo un día y que son causantes de piel apagada, granitos, arrugas, manchas…

Estoy segura que si yo hubiera prestado más atención a mi piel, si hubiera sabido como desmaquillarme, qué productos eran los más idóneos para mi problema, etc., igual hubiera acabado antes con los granitos.

Y posiblemente me hubiera librado de algunas marcas que me acompañan todavía.

Y te digo más.

Ahora sé la cantidad de beneficios que tiene para la piel un correcto cuidado de la misma

  • La piel se mantiene sana, cuidada, bonita, joven y por supuesto, más joven.
  • Estando limpia y cuidada se regenera bien mientras duermes.
  • El acné, los granitos, etc. se previenen.
  • Cierra los poros.
  • Evita la proliferación de bacterias.
  • Obviamente si está sana, hace frente mejor al paso de los años.
  • Estará libre de polución y contaminación.
  • Prepara la piel para el maquillaje.
  • Y no olvides que en estos tiempos de la mascarilla la piel está algo más ahogada y pueden salir rojeces y granitos si la llevas muchas horas así que hay que mimar esa zona más que nunca.

Soy consciente de que llevar a cabo una correcta rutina facial diaria puede parecer pesado, pero conforme vayas viendo resultados en la piel, se te hará menos cansado.

Y recuerda que por suerte tenemos al alcance de la mano miles de consejos, trucos de belleza y un sinfín de vídeos y artículos que explican con detalle cómo tratar cada tipo de piel, que usar dependiendo de la edad, del problema que tengas, etc.

Es muy importante saber qué necesitas para que puedas darle a tu rostro lo mejor.

Yo, cuando me adentré en el mundo beauty no tenía mucha idea de nada, iba un poco dando tumbos.

Pero poco a poco fue naciendo el mundo virtual inundando la red de blogs y vídeos de belleza, y a día de hoy, aún sigo aprendiendo algo nuevo cada día gracias a todos esos portales de gente profesional que comparte su sabiduría con el resto del mundo.

Ahora, sé cómo hacer una limpieza de cutis en casa, sé cómo cuidar mi piel y qué tratamientos faciales usar.

Al alcance de mi mano tengo la información necesaria para ver paso a paso cómo hacer un masaje facial y qué herramientas debo usar para hacerlo.

Porque si te soy sincera, con la cantidad de utensilios, masajeadores faciales, rodillos y todo lo que puedes encontrar en el mercado, es mucho mejor si antes de usarlo, alguien te explica cómo debes hacerlo.

Sé exfoliar, diferenciar una vitamina C buena de una reguleras, sé que hay productos que no se pueden usar de día y otros que no merecen la pena usarlos de noche.

Y todo esto simplemente encendiendo mi móvil.

Así que ya lo sabes.

Tienes un contenido maravilloso ahí fuera para que tengas una piel envidiable, tengas la edad que tengas y tengas el tipo de piel que tengas.

Aprovéchalo y ponte manos a la obra.

Dentro de algunos años, tu piel te lo agradecerá.

Y yo te agradeceré que te suscribas al blog o me sigas por alguna de mis redes sociales.

Es totalmente gratis y estoy continuamente ofreciendo contenido beauty, así que te espero.

Deja un comentario