Cómo llevar un tocado de boda: Trucos y consejos

Ofertas de hasta el 70% en maquillaje y cosméticos

A lo mejor te parezco un poco rara pero no me gustan las bodas.

Bueno, ni las bodas, ni las comuniones, ni los bautizos, ni ningún tipo de celebración multitudinaria que tenga que pasar antes por la iglesia, esperar 2 horas (mientras los susodichos hacen mil fotos) antes de comer, y luego hacerlo rodeada de gente que ves -por puro compromiso- 2 veces al año.

Llámame loca, rara, o saboría. Lo que prefieras.

Así que cuando llega a mis manos una invitación para algún evento me hacen la pascua.

Pero aunque el que te invita también lo haga por compromiso, hay que ir. Eso es un hecho, y ahí entro en uno de los terrenos que más me gustan, la moda.

Si que es cierto que lo mío es más el maquillaje, si me conoces ya lo sabrás. Siempre me ha despertado más interés el mundo de las brochas y pinceles, pero además, he tenido desde niña mucha curiosidad por saber sobre tendencias, combinaciones de colores, estampados o estilos.

Todo lo que tenga que ver con el Street Style, como lo llaman ahora, me ha apasionado desde que tengo uso de razón. Y nada mejor que una boda para desplegar esos pequeños conocimientos que una ha ido aprendiendo a fuerza de leer y ver revistas de moda.

Posiblemente, pensarás que lo más importante en una boda, seas la madrina o una invitada más, es el vestido. Y aunque es cierto que es fundamental, para mí es mucho más importante elegir bien los complementos.

El vestido más simple y sencillo de tu fondo de armario con un buen tocado de boda, puede convertirse en el vestido más espectacular que hayas llevado nunca.

Y es que hay veces compramos prendas que solo usamos una vez, cuando se le pueden sacar mucho partido sabiendo elegir bien los tocados en particular, y los complementos en general.

Así que ya seas una fanática de las BBC o como yo, una sosa de las celebraciones, en este artículo te voy a ayudar a ir perfecta con el complemento que más revoluciona los eventos de verano: los tocados.

👰 Tocados para boda

Obviamente, los tocados tienen su secreto.

No todo vale.

Mira.

Hay que tener en cuenta ciertos aspectos como el lugar de la celebración, la cercanía con los contrayentes, y sobre todo la hora.

No es lo mismo una celebración al medio día con comida al aire libre incluida, que una por la noche con una cena en un local cerrado.

Vamos, que no puedes llevar una pamela de ala ancha a una boda a las 8 de la tarde porque pueden darte de bolsazos el resto de invitadas.

En esta página vas a encontrar el tocado perfecto siempre y cuando tengas en cuenta estos datos que te voy a revelar ahora.

Vale sí, no soy Tilda Swinton, ni Stella McCartney, ni mucho menos el diseñador irlandés experto en tocados Philip Treacy, pero me defiendo en este mundillo (como el que no ha ido nunca a clases de inglés pero por su cuenta lee, ve series originales y traduce canciones).

Así que he pensado que puedo ayudarte a que vayas a ese próximo evento tan perfecta, que hasta Rania de Jordania te felicitaría por el look escogido.

Como ya te he dicho, y como tu sabrás, la hora determina mucho la elección del tocado, y por ello vamos a ver con detalle qué debes escoger dependiendo del horario del evento.

☀️ Tocados para bodas de mañana

Los tocados elevan cualquier look a su máximo exponente. Es un accesorio que aporta una dosis extra de sofisticación y elegancia.

Si hablamos de protocolo, los tocados solo se deben utilizar en eventos de día, y se colocan inclinados hacia el lado derecho de la cabeza.

tocado de boda

Si te decantas por las pamelas, debes saber que solo pueden utilizarse para las ceremonias de día celebradas entre el 15 de marzo y el 15 de octubre. La hora límite para lucirlas es las 18:00h, y siempre y cuando no llueva.

Si lo piensas es de lo más lógico, ya que el objetivo de la pamela es el de protegerte del sol, y sería realmente incómodo tener que lidiar con ella y con un paraguas. Tampoco es lógico llevarla cuando ya ha salido la luna a pasear, ¿no crees?

Llévalas con vestidos por debajo de las rodillas y guantes, a ser posible. Nunca jamás la lleves con vestidos o faldas largo mini, que están reservadas para las celebraciones nocturnas.

Y vas a sentirte rara con ella puesta puesta, por eso te aconsejo que te lo pongas varios días antes para que te vayas acostumbrando.

Cuando optas por pamelas o tocados grandes, no vas a poder saludar con 2 besos como lo haces habitualmente, así que tal y como ha puesto de moda nuestro nuevo amigo Covid 19, saluda con el codito.

Bromas aparte, lo más aconsejable es dar la mano.

Recuerda algo muy importante, no puedes quitartelo bajo ningún concepto. Y cuando digo ninguno, es ninguno. Solo puedes retirarlo cuando haya acabado el banquete, justo antes del baile nupcial.

El material también debe ser observado en base a la celebración, ya que si el evento es invernal se deberá optar por terciopelo o fieltro, y en verano, que es cuando suelen ser más frecuentes, debes escoger encajes, flores o rafias.

Recuerda que las pamelas solo pueden usarse en bodas de día, pero los tocados pueden usarse en bodas de día y de noche. Su tamaño y su importancia dependerá del momento, es decir, más grande para el día y más pequeño de noche.

Siguiendo el protocolo, debes evitar el color blanco, ya que dicho tono debe reservarse exclusivamente a la novia.

La palabra tocado abarca en su significado a todo tipo de complemento que se use para la cabeza. Por ello vas a encontrar las clásicas pamelas, platos o sombreros tipo canotier, turbantes, coronas de flores y diademas.

Estas últimas me parecen todo un acierto.

Si la celebración requiere un dress code elegante, incluir en tu outfit una diadema va a ser un acierto seguro.

Es fácil de colocar, incluso podrás hacerlo tu sola, es cómodo, y el protocolo te permitirá llevar diademas grandes y llamativas.

El abanico de accesorios para boda o celebraciones es más amplio de lo que piensas, pero yo, siendo de día, me decantaría por pamelas o diademas.

🌙 Tocados para bodas de noche

Te voy a dar la clave para que siempre aciertes con el tamaño de tu tocado:

Conforme va cayendo el sol, el tocado va menguando.

Así de simple.

diadema para boda

A mí personalmente, para una celebración de noche, me gustan las coronas de flores, los tocados con plumas, e incluso los pequeños broches de pedrería.

No sería yo quien me pusiera una pamela (porque ya hemos visto que es absurdo entre otras cosas) ni tocados excesivamente grandes.

En el color del tocado es evidente que va a primar el tono que hayas elegido para tu vestido. En base a eso podrás, o bien llevar un mismo tono para hacer un total look o meter un contraste de color complementando, por ejemplo, el color buganvilla con verde agua, un mostaza, o un nude. La mezcla es brutal.

En las bodas de noche llega el turno de sacar a relucir los tocados con materiales dorados y plateados, la pedrería y los brillos en general.

Aportan un toque especial y muy distinguido dicho sea de paso.

Pero los tocados brillantes y pequeños no son la única opción para las bodas de noche. Si quieres más protagonismo en tu cabeza te puedes decantar por las flores, las diademas e incluso añadir tocados con velo de redecilla para ser la más sofisticada del acto.

Otra opción perfecta son las medias coronas de flores o las peinetas, ya que puedes colocarlas en la parte de atrás del recogido o semirecogido para dar un aire diferente al peinado, sin ser excesivo.

Ahora que ya tienes las claves, solo te falta decidir cual es tu favorito, y eso sí que va a ser difícil porque hay tantos y tan bonitos que querrás ir de boda en boda.

Otros contenidos que te pueden interesar:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Deja un comentario