Gafas de sol polarizadas

Author picture

Soy Susanna Corral y mi rostro ha pasado por todos los tipos de pieles existentes y por casi todos los problemas que se pueden dar en ella. Por eso llevo 10 años analizando productos de cosmética en este blog.

Hace unos días hablaba de la importancia que tiene protegerse del sol y de que para mí, una crema de protección solar es la mejor crema antienvejecimiento que puedes usar. Solo con ella llegarás a ser una viejecita adorable sin arrugas, manchas y siendo la envidia de tu club de petanca.

Pero, amiga mía, no solo hay que proteger la piel. También hay que proteger el pelo y los ojos. Todo nuestro ser debe estar protegido del astro Rey.

Y te voy a decir una cosa que nos suele pasar, a casi todas.
Por lo general, solemos tener más de un par de gafas de sol. Y también solemos comprarlas pensando más en estética, que en protección.

Y lo sé porque a mí me ha pasado infinidad de veces.

Me compro la negra para cuando vaya así vestida, la blanca para la playa, la de pasta gorda para no sé qué y la de aviador para cuando vaya de sport.

Y está muy bien pero ¿has pensado alguna vez en comprarlas pensando en tus ojos y no en tu atuendo? Pues muy mal porque es lo que debería predominar en tu elección.

Si yo fuera tú, tendría unas gafas “de andar por casa” para momentos en los que solo vas a dar un paseo, a sacar al perro, o a ir al cole a por los peques, a poder ser con protección UV, y unas buenas gafas polarizadas.

¿Sabes cuál es la diferencia entre ambas? Estupendo porque así te lo cuento yo y de paso te doy algunos consejos para que compres las mejores.

Gafas de sol polarizadas

Primero tenemos que saber qué son las gafas polarizadas y no son otra cosa más que unas gafas de sol base, o normales para entendernos, a las que se les agrega una lámina que filtra los rayos de sol que caen en una determinada dirección. ¿Qué se consigue con esto? eliminar los reflejos y permitir una mejor visibilidad. Puede parecer una tontería pero seguro que has maldecido más de una vez ese reflejo que no te deja ver mientras conduces, o cuando estás navegando en tu velero…

Si tienes velero, que sepas que me caes muy bien y que podemos ser amigas.

Bromas aparte, digo esto porque hace años este tipo de gafas eran básicamente utilizadas por sectores de la navegación o la pesca, dados que los reflejos que produce el sol en el mar te dejan ciega, pero cada vez es mayor la incidencia de los rayos de sol que, unido a que cada vez somos más conscientes a la hora de protegernos la vista, ha hecho que su uso hoy en día sea mucho más común.

Comprar gafas de sol polarizadas en Barcelona tiene muchas ventajas y yo te las voy a contar todas.

Como ya he mencionado, unas gafas polarizadas son tu mejor aliada mientras conduces. Utilizar estas gafas para conducir te ayudará a evitar ciertos problemas de visibilidad y lograr que cada trayecto sea mucho más seguro porque reducen los reflejos de la carretera y los que se producen en la superficie del coche. Pero es que además reducen la fatiga ocular en los trayectos largos, y proporcionan una mayor nitidez y contraste.

También son las mejores si vas a practicar deporte al aire libre. Y si ese deporte es sobre nieve ya ni te cuento porque los reflejos en la nieve suelen ser muy intensos y dañinos para los ojos.

Y son un acierto si se practica ciclismo, running o golf, así como cualquier otro deporte que implique una exposición continuada al sol.

Debes saber que existen varios tipos de gafas de sol polarizadas y que has de tener en cuenta los filtros de diferentes categorías según el uso que le quieras dar.

Existen las gafas polarizadas más claras cuyos filtros dejan pasar prácticamente el 80% de la luz y que entrarían dentro de la categoría 1. Estas van muy bien en días nublados, pero resultan claramente insuficientes en los días de mucho sol. En estos casos, es mejor contar con unas gafas de sol polarizadas oscuras, que dejen pasar entre el 10 y 20% de luz y que estarían en las categorías 2 y 3. Y si sabes que vas a tener reflejos muy intensos, puedes optar por unas gafas polarizadas especiales que dejen pasar la mínima luz posible y que entrarían en la categoría 4.

Pero no te preocupes con las categorías y las características ya que los profesionales que te atiendan sabrán perfectamente, según tus necesidades, qué gafas son las más adecuadas para ti y tu estilo de vida.

Y ahora que ya sabes para qué son y para qué sirven las gafas polarizadas y que también existen las gafas con filtros UV, quiero recomendarte las gafas Charly Therapy, y no solo porque tengan un precio súper asequible sino porque, en la era de lo vintage, se llevan la palma.

Yo adoro las gafas retro. Desde siempre he visto las portadas de revistas antiguas y me han fascinado las gafas de las celebrities de los años 50, 60 y 70. Esos diseños icónicos de la moda de aquel entonces que han vuelto a los años de ahora.

Tienes unas 200 referencias de gafas de sol estilo vintage. Aunque eso no sé si es bueno o malo porque no vas a saber cuál te gusta más. Y siempre encontrarás novedades y últimas tendencias tanto para mujer como para hombre

Y te digo que por cada gafas que compres, puedes llevarte un segundo par a mitad de precio. Aunque a mí lo que más me gusta de esta marca es que puedes bucear en su web encontrando la gafa perfecta dependiendo de tu tipo de cara ya que hay secciones como; gafas de sol para cara pequeña, gafas de sol oversize, o gafas de sol estilo cat eye. Vamos, que te va a ser muy fácil encontrar tus gafas perfectas, dentro de la categoría que más te guste.

Las gafas de sol no son solo un complemento, que también, sino que además:

  • Protegen de la luz ultravioleta.
  • Reduce los dolores de cabeza o migrañas.
  • Reducen el riesgo de cataratas oculares.
  • Previene la degeneración macular.
  • Bloquea los rayos UV y otros elementos.
  • Ofrece mayor nitidez visual.
  • Protegen tus ojos de insectos y polvo.

Y lo más importante, protegen la piel que hay alrededor de los ojos, o lo que es lo mismo, el contorno. Ya sabes que es una zona delicada y cuanto menos expuesta esté al sol, mejor. Menos arrugas porque haremos menos muecas cuando el sol nos da de cara y porque estará protegida del sol directo.

El caso es que, salir de casa sin gafas de sol, es como salir sin móvil. Aunque visto lo visto, prefiero olvidar el móvil a olvidar las gafas.

Yo espero que tu no te olvides de echarle un ojo a tus nuevas gafas y que tampoco te olvides de acompañarme en mis redes sociales para seguir compartiendo contigo mucho más contenido beauty.

Pasa un buen día.

Leave a Comment