Consejos para escoger pendientes

Ofertas de hasta el 70% en maquillaje y cosméticos

¿Si te digo que tengo más cajas de pendientes que de maquillaje me crees? Pues creetelo. Cuando era niña, tenía los típicas bolitas de plata que te pone tu madre. Luego, poco a poco, fui pasando a pendientes con pequeñas formas, algo más grandes. Y en mi adolescencia ya me volví loca del todo. Los pendientes de diseño fueron llenando mi pequeña colección dejando atrás esos colores y formas tan infantiles que siempre había llevado.

Me hacía mayor…

Y ahí es cuando empezó mi adicción. Recuerdo que en uno mis cumpleaños, tuve que pedir que me regalaran cajas. Sí, has leído bien, cajas. Pedí a mis padres que me regalaran joyeros y cajitas de madera para poder guardar los pendientes y tenerlos a la vista y ordenados.

¡Eran demasiados!

Lo malo es que, por aquel entonces, me ponía cualquier cosa. No me paraba a pensar en si me favorecía o no. Tampoco me fijaba que pendientes eran más apropiados llevar dependiendo de mi peinado, el lugar donde iba, o incluso mi maquillaje.

Con el tiempo, los años, y la llegada del mundo 2.0 me fui dando cuenta que no todo vale.

Hay momentos y momentos, ocasiones y ocasiones y, por desgracia, a veces, por mucho que nos guste un estilo o forma de pendiente, no nos favorece nada por nuestra forma de la cara o por el peinado que llevamos.

Y es que para mí es el toque final de mi outfit. El broche que engrandece el maquillaje y la ropa. El complemento que enfatiza mi rostro.

No sé si a ti te pasa pero me siento desnuda si no llevo pendientes en las orejas. Supongo que el llevarlos desde el momento justo en el que pisé este mundo, me ha hecho sentirte más guapa cuando los llevo.

Por eso, he pensado que qué mejor forma de ayudarte a que elijas bien tus pendientes que con un artículo en el que recopilo todo lo que necesitas saber para hacer una buena elección.

Y es llevar pendientes puede parecer una tontería, pero no lo es.

Si el llamado Ötzy (el Hombre de Hielo, con 5000 años de antigüedad), la máscara funeraria de Tutankamon, el nacimiento del Buda Gautama, los frisos en Persépolis y sus guerreros persas, e incluso Nuestra Dama de Elche llevan pendientes, fijate lo importantes que son.

En aquellos tiempos eran muestra de riqueza y poder.

Incluso en muchas civilizaciones se han llevado como símbolo de protección contra los males y los espíritus.

Pero más allá de males de ojos y rituales, los pendientes son un símbolo de feminidad e incluso de estatus social, aunque no nos guste, y como decía más arriba, el detalle que complementa, no solo tu estilo, sino tu vida.

Consejos para escoger pendientes

Elegir bien los pendientes es un arte.

Es como escoger el pintalabios a juego con tu look de ojos, o cómo escoger el bolso dependiendo del zapato que lleves.

Todo cuenta y todo forma parte de tu outfit final.

Si quieres aprender a elegirlos debes tener presente los siguientes puntos:

Forma de la cara

Dependiendo de cómo sea tu rostro, habrá algunos que te favorezcan más que otros.

  • Rostros ovalados.

Estás de enhorabuena si tienes la carita ovalada porque puedes ponerte todas las formas y estilos disponibles sin ningún problema.

Ponte lo que quieras que todo te va a quedar bien.

  • Rostros con forma redonda.

Si tu cara es redondeada, lo que mejor te sienta son los pendientes largos y finos. Escoge la largura en función de lo redonda que sea tu cara, así conseguirás tener un efecto alargado y estilizado.

Evita pendientes demasiado delgados, pendientes pequeños o de forma redondeada e incluso esos que tiene forma de gota.

Para ti son los pendientes largos, formas rectangulares, cuadradas, triangulares y como decíamos al comienzo, alargadas.

Selena Gómez es un claro ejemplo de cara redonda.

pendientes selena gomez

  • Rostros en forma de triángulo.

Si tu cara es un triángulo tendrás la parte de la mandíbula, boca o maxilares más ancha que la frente, como Salma Hayek.

¿Y que no le queda bien a esta mujer? Dirás tú…

Bueno pues ella también sabe lo que le favorece a su rostro, así que sus pendientes son de base ancha porque hace que su rostro parezca más ancho.

Aunque bien es cierto que si estás en este grupo, tienes la misma suerte, o casi, que si estás en el team ovaladas. Casi todo te va a quedar bien.

pendientes salma hayek

  • Rostros cuadrados.

Angelina Jolie es el mejor ejemplo que te puedo poner. Tiene la barbilla muy ancha y alineada con la frente

Si tu cara entra en este grupo, busca pendientes de forma triangular que tenga la parte ancha arriba y la punta abajo, los pendientes alargados también son una buena opción.

pendientes angelina jolie

  • Rostro triangulo invertido.

Aquí tendrás la forma al revés, la mandíbula, barbilla o mentón será más estrecha que la frente o la parte superior de la cara. Keira Knightley es un claro ejemplo de triángulo invertido.

Usa piezas con un aspecto horizontal y ancho para favorecer más tu aspecto.

pendientes keira knightley

  • Rostro rectangular.

La cara es alargada, los pómulos y mandíbula trazan un rectángulo con la sien. Para que te hagas una idea una actriz con este tipo de rostro es Julia Roberts.

Y aquí las mejores opciones que tienes son las esferas, los aros, o pendientes circulares, para balancear y atenuar la forma alargada y rectangular de tu cara.

pendientes julia roberts

Según el peinado

El peinado también juega un papel importante a la hora es escoger bien los pendientes, así que ve tomando nota.

  • Pelo recogido.

Teniendo en cuenta que el recogido puede ser alto, bajo, estirado, casual, formal… hay diferentes opciones para cada uno de ellos.

Si es informal bajo tendrá pelitos sueltos y estará algo alborotado, así que usa pendientes cortos o pegados. Pueden tener algo de brillo para que resalte, pero nada que cuelgue.

Si te decantas por un moño alto de cara despejada usa pendientes largos. También puedes usar los pendientes de dos partes, uno que va recogido en el lóbulo de la oreja y otro que es el que cuelga, favorece mucho y te da un toque diferente.

Si eres o estás morena, te puedes permitir el brillo, si tienes la piel pálida apuesta por las piedras de colores.

  • Semirecogido.

El pendiente largo queda genial porque afina y estiliza el rostro. Si el semirecogido es sencillo puedes meter un pendiente un poco más recargado, si es formal, apuesta por un pendiente largo de eslabones dorados que quedará espectacular.

  • Pelo suelto.

Siempre me ha flipado como quedan los pendientes de aro con el pelo suelto. Pero lo bueno de llevar la melena suelta es que, prácticamente, puedes usar cualquier tipo o forma, todo queda bien. Eso sí, ve cambiando dependiendo de la ropa.

  • Media melena.

Aquí la cosa está clara, nunca uses nada que sobresalga del largo de la melena, por tanto, usa pendientes medianos.

  • Pelo corto.

Si además de pelo corto tienes flequillo, el pelo rizado o con pelos despuntados, no lo dudes y ve a por pendientes largos.

Pero si es corto y sin flequillo, usa algo fino y pequeño para que te ayude a resaltar más la belleza.

Tipos de pendientes

Ahora que ya sabes qué pendientes te favorecen más, antes de acabar vamos a ver cuántos tipos de pendientes hay.

Dentro de tu propio estilo te gustarán más unos que otros, eso es evidente. Si eres una persona discreta es posible que no te veas a gusto con pendientes muy grandes, con aros, o con pendientes largos. Si si eres atrevida te pasará lo contrario, el pendiente pequeño se te quedará corto.

Es cierto que a la hora de decantarse por uno u otro, influye mucho en qué momento del día lo vas a usar.

No es lo mismo ir a trabajar que salir de fiesta, o buscar pendientes para una boda que para una cena en casa con amigos.

Y estos son los principales pendientes que vas a encontrar en tiendas.

  • De botón

Los que mi madre me ponía cuando era niña, los que están pegados a la oreja cubriendo únicamente el lóbulo.

La verdad es que lucen muy bien con el cabello recogido porque se aprecia el diseño del pendiente, y personalmente es el que veo más apropiado para ir a trabajar, a clase, etc.

Son un MustHave en cualquier joyero.

  • Largos

Está formado por una base de la que cuelgan detalles como plumas, piedras preciosas, cruces, barras, y todas las formas que te imagines.

Son divertidos y aportan frescura y elegancia, y son muy una opción súper versátil para el día a día.

  • Aros

Fueron mis favoritos en la adolescencia y todavía los uso a menudo. Son combinables con casi todo, por lo que eligiendo el tamaño y color adecuado los puedes usar en cualquier ocasión.

  • Piercings

Se usan en la parte media o superior de la oreja, y se pueden combinar con otros pendientes en cualquiera de los agujeritos de tu oreja.

Son perfectos para las que no cambian a menudo de pendientes, ya que puedes dejarlos puestos y siempre estarás perfecta.

  • Trepadores

Cubren desde el lóbulo hasta la parte superior de la oreja.

La opción más original de todas. Sin duda el toque que necesitas si quieres destacar y salir un poco de lo que todo el mundo lleva. único y de buen gusto. Perfectos para llevar con el cabello recogido.

  • De fiesta

Se sabe que un conjunto para un evento no está 100% completo sin unos bonitos pendientes.

Los pendientes de fiesta pueden ser largos para combinar con un escote o con un peinado recogido, o cortos para llevar con un collar pegado al cuello.

Son la apuesta segura para bodas y otros tipos de celebraciones formales.

Opta por los pendientes de piedras si llevas un vestido negro. Estarás espectacular.

En el caso de que se trate de un evento formal puedes llevarlos dorados y plateados para dar un toque de elegancia y sobriedad a tu conjunto.

  • Casual

Para crear un estilo casual y urbano nada mejor que unos pendientes sencillos, minimalistas que no tengan todo el protagonismo.

Son los que te aconsejo para ir a trabajar, para acudir a una entrevista de trabajo… En definitiva, para el día a día.

Otros contenidos que te pueden interesar:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Deja un comentario