Los 7 usos de un lápiz blanco de maquillaje

Los 7 usos de un lápiz blanco de maquillaje
5 con 1 voto

¡Hola Belleza! Si tienes un lápiz blanco en tu tocador, tienes 7 productos de maquillaje en 1. Normalmente el lápiz blanco se usa para la línea de agua cuando buscas agrandar la mirada y llevas un maquillaje sencillo.

Pero si tienes prisa y un lápiz, puedes estar lista y maquillada en unos pocos minutos. No vas a perder tiempo cambiado de producto y el resultado va a ser luminoso y de buena cara. Es una buena opción también llevar un lápiz blanco en el bolso si vas a pasar una noche fuera. Así al día siguiente conseguirás muy buen aspecto tirado sólo de un lápiz.

¿Quieres saber todo lo que puede hacer con él? Pues vamos a ello.

usos lapiz blanco maquillaje

7 usos para dar a un lápiz blanco

Línea de agua

Este punto lo conocemos todas. Creo que es uno de los primeros pasos que todas sabemos en cuanto que comenzamos a maquillarnos. Aplicar un color blanco en la línea de agua aporta una gran luminosidad a la mirada y además da sensación de tener los ojos más grandes. Es ideal para días en los que llevas poco maquillaje y apenas lleva nada en los ojos. Con un poco de lápiz blanco y máscara, tu mirada dará un giro espectacular.

Arco de la ceja

Aplica un poco justo en el arco de la ceja y difumina con la yema de los dedos a toques. Conseguirás así levantar la mirada y aportarle mucha luminosidad. Además tendrás unas cejas más definidas si haces este paso justo después de arreglar y maquillar tus cejas. Marca con el lápiz por debajo de ellas y difumina para obtener unas cejas más marcadas.

Lagrimal

Con el lápiz aplica un poco de producto en el lagrimal y difumina bien con la yema de los dedos o con una brocha sintética. Con esto conseguirás crear un efecto óptico de ojos más separados. Lo cual te vendrá genial si tienes los ojos muy juntos. Además al ser blanco iluminarás mucho la zona.

Nariz

Dibuja una línea blanca en el tabique de la nariz y difumina para conseguir afinar tu nariz y que se vea más delgada.

Mejillas

Todas tenemos un iluminador preferido y del que no podemos prescindir. Pero un lápiz blanco puede aportar a tu rostro una luz, un buen aspecto y una luminosidad muy natural y saludable. Aplica un poco de lápiz en las mejillas. Difumina con la yema de los dedos y verás al instante como tu rostro queda más luminoso. Conseguirás ese efecto “buena cara” que tanto buscamos a la hora de maquillarnos.

Labios

Un poco de lápiz blanco en el arco de cupido y además de conseguir luz, tus labios parecerán a simple vista más gruesos.

Párpados

Si después de maquillar tus ojos, o sin hacerlo en caso de que no vayas a utilizar sombras, aplicas un poco de lápiz blanco en el centro del párpado, vas a conseguir que tus ojos tengan mucha más luz en la mirada. Si vas a maquillar tu párpado con una sombra que no pigmente demasiado, aplica lápiz en todo el párpado, difumina, y aplica encima la sombra, verás el cambio, mucho más pigmentada.

 

Como ves, puedes sacarle mucho más partido a tu lápiz blanco del que crees. Pero si eres de las que el blanco lo nota algo artificial, prueba a hacer todo lo anterior con uno en color piel o un tono más pastel.

Espero que estos 7 usos del lápiz blanco te sean de utilidad y le saques partido para conseguir un maquillaje de lo más luminoso y natural 😉

Deja un comentario