Protege tus manos frente al Coronavirus

Ofertas de hasta el 70% en maquillaje y cosméticos

Quien me iba a decir a mí, que con lo dejada que soy para cuidarme las manos, en estos días, todo mi afán iba a ser protegerlas, limpiarlas e hidratarlas.

Y lo que es peor, quien me iba a decir a mí que no sabía lavarme bien las manos. Mira que es un gesto sencillo y simple, pero en estos días me he dado cuenta que no lo hacía bien del todo.

Y quién nos iba a decir que ese simple gesto nos puede salvar de contraer el ya famoso Covid-19, que se transmite de una persona a otra a través del contacto directo. Y nada más directo que un apretón de manos.

El caso es que, por desgracia, el Coronavirus sigue muy presente en nuestras vidas. Y esto ha hecho que cambie la forma de tratar mis manos. Bueno, más bien “gracias” a él, he empezado a prestarles más atención.

Con razón dicen que no hay mal que por bien no venga.

manos coronavirus

El caso es que, no sé si a ti te pasa, pero a mí, el hecho de lavar tanto las manos y de usar geles desinfectantes, hace que se me resequen en exceso.

De hecho, si me las hubieras visto hace unos días, daban hasta pena. Me eché como 10 años encima por culpa de las dichosas manos. Parecían recién llegadas de pasar unos días en la nieve. Agrietadas, ásperas, secas… ¡Un desastre!

Pero si lo piensas es algo normal teniendo en cuenta que este tipo de geles desinfectantes para manos, que tanto ayudan a protegernos del virus, pueden tener hasta un 70% de alcohol.

Que está muy bien para acabar con virus y bacterias, pero a mí me las estaba destrozando a pasos agigantados, ya que es un producto bastante agresivo con ellas. Y es que el alcohol matará a todo virus viviente, pero es el responsable de estropear el ph natural que es el que nos protege de las irritaciones y la sequedad.

Cierto es que la sensación de tirantez es incómoda pero no es algo grave, y una buena hidratación soluciona el problema. Aunque también tengo que decirte que si no mantienes una manos bien hidratadas y cuidadas, a largo plazo, puede evidenciar ciertos problemas tales como:

  • La dermatitis atópica porque puede aumentar el enrojecimiento, agrietamiento e inflamación, provocando incluso picores continuos.
  • Infecciones ocasionadas al secar la piel, ya que esta puede agrietarse y las bacterias tienen vía libre para entrar y provocarnos cualquier tipo de infección.

El caso es que para evitar todo esto te recomiendo comprar estas cremas de manos. Al ser nutritivas estás devolviendo lo que los geles le quitan, y de esta forma, tienes protección ante el Coronavirus sin perder la hidratación.

Por suerte, son muchas las firmas que disponen de fórmulas casi milagrosas en sus cremas, y eso facilita mucho que en una sola aplicación, tus manos recuperen su suavidad de siempre.

Pero como te decía al principio, a mi me cuesta mucho usar cremas de manos. Y mira que me hecho potingues, pero esa sensación de tener las manos pringosillas no me termina de ayudar a aplicar crema cada día.

Pero con todo este lío me he dado cuenta de mi tremendo error. De hecho, no dudo de que de aquí a antes de que acabe la cuarentena, tenga más de un bote por casa, y otro en el bolso.

Y no es que me haya vuelto una loca, es que he descubierto un mundo más allá de este cosmético. Me flipan las cremas a base de ingredientes naturales que, no solo nos hidratan las manos, no, si no que también proporcionan instantes de placer gracias a sus aromas.

¡Ah, por cierto!

No olvides que el Coronavirus pasará, esperemos que más pronto de lo que esperamos, pero deberás seguir teniendo una buena protección de manos para evitar sequedad y manchas, que son los principales síntomas del envejecimiento de las manos. Por no hablar de las cutículas, que protegen la uña, pero que se resecan con facilidad, dando paso a un aspecto antiestético y de aspereza al tacto.

Por eso te recomiendo que uses cremas con ácido hialurónico porque es el mejor aliado para cuidarlas. Suavizan y regeneran la piel de esta zona tan expuesta a contaminación, fórmulas agresivas en productos de limpieza, sol, etc.

Por suerte, todas las que estoy usando, no dejan sensación grasa. Es más, en cuestión de segundos la piel ha absorbido toda la crema y puedes seguir con tu vida. Se ve que los fabricantes han pensado en personas como yo y han creado fórmulas más ligeras sin dejar de lado la base fundamental de estos productos, proteger y cuidar.

Así que ya sabes, ahora toca protección, cuidado, y quedarte en casa.

Pero cuando esto pase -que pasará- sigue usando la mejor crema de manos cada noche, porque este virus se irá pero el sol, las manchas, la contaminación, las arrugas y los años, no.

Hazme caso, a partir de ahora, no olvides este paso en tu rutina diaria. Tus manos te lo agradecerán con los años.

Otros contenidos que te pueden interesar:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Deja un comentario