Cómo Conseguir Un Rostro Perfecto Este Verano

Cómo Conseguir Un Rostro Perfecto Este Verano
Califica este post

El rostro es la parte del cuerpo que más expuesta está a las agresiones externas durante todo el año. Pero es con la llegada del verano cuando estas agresiones se multiplican por 2. El sol y el calor hacen que (además de la contaminación y el exceso de maquillaje), nuestro rostro esté expuesto a un daño mayor. El calor deshidrata más rápido la epidermis y con el sudor aumenta la humedad. Esto conlleva a que la piel se vuelva más proclive a infecciones y tenga, en general, peor aspecto. Por todo ello es necesario que durante los meses de calor, se cuide la piel del rostro de una forma especial.

rostro perfecto

 

¿Cómo conseguir un rostro perfecto en verano?

Pues no es tan difícil como parece, lo único que tienes que hacer es estar más pendiente de su limpieza, su hidratación, y de buscar productos más específicos para la época estival. De este modo evitarás, quemaduras, manchas, arrugas, sequedad, etc.

 

Cuidados del rostro en verano.

Mantener hidratada la piel.

Lo principal es que mantengas una buena hidratación de la piel. En meses de calor, y debido a las radiaciones solares y las altas temperaturas, la piel suele acusar una sequedad profunda. Busca cremas de texturas suaves y ligeras que tengan un alto porcentaje de agua. Y a ser posible que contengan un alto SPF. De no ser así, aplica protección aparte si vas a salir a la calle.

 

Realizar una buena limpieza diaria.

La limpieza es otro factor a tener muy en cuenta si quieres tener un cuidado de la cara optimo. Te recomiendo que uses limpiadores faciales lo menos agresivos posibles, y a ser posible, poco perfumados. Opta por jabones o geles neutros sin factores químicos, de este modo evitarás resecar aún más el rostro. Si en tu rutina diaria aplicas tónicos, búscalos refrescantes para revitalizar la piel.

Nunca compartas la toalla con la que secas tu rostro con otras personas. Ten una pequeña solo para ti y procura que los pliegues nunca estén mojados para para evitar la aparición de micosis superficiales. Te recomiendo que la laves lo más a menudo posible para que siempre esté limpia.

Si después de un gran día de playa y sol, notas tu piel muy ‘acartonada’, prueba a lavar tu rostro con agua tibia y a realizar una exfoliación leve con un poco de azúcar y limón. Luego, pasa un poco de hielo por el rostro antes de ir a dormir. Al día siguiente tu piel estará más fresca, más tersa y con mejor aspecto.

 

Mascarillas una vez por semana.

Una vez a la semana ponte alguna mascarilla. Busca siempre la que más se adapte a tu tipo de piel y deja, por unos minutos, que el rostro absorba todos los beneficios de la misma. Si notas que tu piel te pide más, puedes usar dos a la semana en lugar de una.

 

Nunca salgas sin protector solar.

Ya sea para ir a tomar el sol, para practicar deporte, o para pasear, nunca olvides aplicar bien por todo tu rostro protector solar mínimo del 30. Si estás en la playa o piscina, reaplica cada 2 horas, o cada vez que te bañes. Solo así conseguirás no quemar la piel y evitar la aparición de manchas solares.

 

Limpieza de cutis profunda.

Es necesario limpiar correctamente el rostro y dejarlo libre de grasa y polución. Así que deberás realizar una limpieza en profundidad cada semana, o cada 15 días, dependiendo del estado de tu piel. Para ello no hay nada mejor que un cepillo facial. Con este tipo de limpiezas conseguirás un cuidado del rostro perfecto, ya que limpian en profundidad aportando al instante luminosidad y suavidad. Además, favorecen la acción de los productos cosméticos e hidratantes que se aplican posteriormente. Este tipo de cepillos, suelen tener diferentes tipos de cabezales para que uses el más adecuado a la limpieza que quieras hacer y con ellos llegas a todas las áreas del rostro: frente, nariz, mentón, mejillas, cuello y escote y consigues un masaje que favorece la microcirculación.

 

Cuida las zonas más sensibles del rostro.

Los ojos y los labios son zonas que no se suelen proteger muy bien, pero hay que tener especial cuidado con ambas. Para el contorno de ojos te recomiendo que uses cremas y desmaquillantes específicos, y siempre que estés al sol usa gafas para proteger los ojos. Para los labios usa un bálsamo labial con protección solar para que no se sequen y agrieten siempre que estés tomando el sol.

 

Hidrata tu piel por dentro.

El cuidado no solo debe ser por fuera. Para lucir un rostro perfecto en verano, debes cuidarlo también por dentro. Procura beber al menos 2 litros de agua cada día. Si te cuesta beber sin sed, tienes la opción de preparar agua de sabores para que esta tarea se ta haga más apetecible. También tienes algunas APPS que te ayudan a que beber sea más fácil y divertido.

 

Buena alimentación.

Lo que comes sale a tu rostro. Así que en estos meses calurosos modera el consumo de carnes y come más frutas y verduras. Toma cada día alimentos ricos en vitaminas antioxidantes como la A, C y E. Esta última, es una de las más importantes para el cuidado de la piel, porque con ella prevenimos la degeneración celular, ayudamos al proceso regenerativo en caso de cicatrices y acné y contribuimos al aumento del flujo sanguíneo de la piel. La puedes encontrar en aceites, frutos secos, pescados y vegetales. No te olvides de añadir brócoli, espinaca, espárragos, tomate o zanahoria a tu dieta para que tu belleza facial deslumbre.

 

Duerme bien.

Es tan importante, o más, que todos los puntos que te acabo de mencionar. Es evidente que en verano se sale y se trasnocha más, pero no deberías descuidar tus horas de sueño. Al menos procura dormir entre 6 ó 7 horas para evitar ojeras, bolsas en los ojos y un aspecto, en general, cansado de tu piel. Piensa que las células se producen y recuperan mientras duermes, ayudando así a mantener un rostro en buen estado. Si le quitas horas de descanso, estás perjudicando su recuperación.

Y tú, ¿tienes algún truco para mantener la piel radiante? No te vayas sin contárnoslo.

4 comentarios en “Cómo Conseguir Un Rostro Perfecto Este Verano”

Deja un comentario