5 Claves para cuidar tu piel en otoño e invierno con productos naturales

Author picture

Soy Susanna Corral y mi rostro ha pasado por todos los tipos de pieles existentes y por casi todos los problemas que se pueden dar en ella. Por eso llevo 10 años analizando productos de cosmética en este blog.

consejos para cuidar tu piel en otoño e invierno

La llegada del frío ya se acerca y en las épocas de otoño e invierno la piel se vuelve más sensible que nunca. Por eso es importante cuidarla y prevenir cualquier molestia, picor, descamación o sequedad. Os dejamos un par de claves para cuidar tu piel mediante productos naturales.

Con las condiciones climáticas invernales, las pieles se vuelven más pálidas, los capilares se contraen y disminuye la irrigación, de modo que llega menos oxígeno y nutrientes a las células, como también hay acumulación de células muertas.

Las partes del cuerpo más afectadas son la cara y las manos porque son las más expuestas, sobre todo en el caso de la piel sensible. Por lo tanto, es importante utilizar maquillaje que aporten beneficios y tratamientos a estas áreas. Puedes indagar y comprar benecos, los cuales están elaborados con ingredientes naturales.

cuidar piel invierno

Limpieza facial e hidratación

La cara necesita estar limpia y bien oxigenada para poder regenerarse correctamente. La limpieza es imprescindible durante todo el año y es fundamental no saltársela, sobre todo después de haberse maquillado.

Es fundamental limpiar el rostro en profundidad con un jabón o loción indicado para ello, que se adapte a tu tipo de piel y sus necesidades.

Además, se tiene que beber agua de manera constante. También nos puede ayudar a mantener la hidratación de nuestro cuerpo, una dieta sana, equilibrada y rica en frutas y verduras, que le aporten antioxidantes, vitaminas y un extra de hidratación gracias a las propiedades de estos alimentos.

Evitar productos agresivos

Es considerable no emplear productos demasiado agresivos para el lavado de cara y cuerpo. Para proteger la piel es recomendable elegir productos suaves. También se recomienda evitar el tabaco y el alcohol, ya que repercuten de forma negativa en la salud de nuestra piel, generando radicales libres.

Cambios bruscos de temperatura

La piel tiende a deshidratarse y enrojecer. Lo más recomendable es no poner la calefacción muy alta para que la diferencia no sea tan grande cuando salgamos o vengamos del exterior. A la hora de tomarse una ducha, es recomendable que el agua no supere una temperatura de 38 ºC, dado que el agua a mayor temperatura contribuye a que aparezca sequedad en la piel.

Tener precaución con el sol

El sol brilla durante todo el año, especialmente en países como España, por lo que no debemos descuidar la protección solar en los meses de invierno, aunque esté nublado y haga frío. Estar expuesto muchas horas al sol es un grave error, ya que puedes tener consecuencias como el envejecimiento de la piel prematuro y afecciones cutáneas más graves.

Labios

Los que más sufren el invierno son los labios, dado que se encuentran expuestos generalmente los 365 días del año y en esta época, requieren más cuidado.

Al notarlos secos, tensos y en general deshidratados, muchas personas optan por humedecerlos con la lengua, pero esto aún se produce más sequedad en los labios y pueden aparecer grietas, heridas e incluso boqueras.

Lo recomendable es utilizar un bálsamo labial que nutra la piel fina y delicada de los labios y a poder ser que los proteja de los rayos solares.

Tras estas claves expuestas, ya puedes actualizar tu neceser para darle a tu piel un cuidado correcto durante la época del invierno.

Leave a Comment