Roacutan: Tratamiento para el acné

Si andas por aquí es porque estás algo desesparada/o con el acné y has oído que el tratamiento Roacutan es un milagro caído del cielo que va a conseguir dejarte la cara con si tuvieras 2 meses.

Yo no estaría tan segura de ello, no al menos sin pagar el peaje que puede generar Roacutan en tu salud.

Y oye, que yo te entiendo más que nadie porque durante algunos años tuve un acné severo que no se me iba con nada de lo que probaba.

Sé que es algo que acompleja, que ni el maquillaje a veces consigue tapar las rojeces y manchas, que pica, molesta, agobia… todo eso lo sé. Y posiblemente hubiera vendido mi alma al diablo a los 15 años cuando mi cara era un Ferrero Rocher.

A día de hoy veo las cosas de otra manera.

Será porque he madurado, porque me he dado cuenta que hay problemas que no son problemas, o porque ya tengo la cara limpia, que también puede ser.

¿Pero de verdad crees que merece la pena eliminar el acné a cualquier precio?

Roacutan es un milagro con secuelas que igual deberías conocer en profundidad antes de usarlo.

Aquí he recopilado toda la información que me parece de utilidad para que decidas tomarlo o no.

¡Pero ojo!

Debes tener prescripción médica para tomarlo. Posiblemente sea tu dermatólogo el que te lo recete, pero yo de ti, valoraría si me compensa padecer un par de años de acné, o sufrir de por vida las consecuencias que -parece ser- provoca Roacutan.

roacutan

🤔 ¿Qué es Roacutan y para qué sirve?

Roacutan, o el más reciente Dercutane (de misma composición), son el mejor aliado para acabar con problemas de acné.

Es un medicamento muy efectivo ya que contiene isotretinoína en su composición, que está asociada a la inhibición de la actividad y disminución del tamaño de las glándulas sebáceas, además de un ejercer un efecto antiinflamatorio en la piel.

La isotretinoína debe ser recomendada por el dermatólogo y se empiezan a ver resultados entre las 8 y 16 semanas después de haber iniciado el tratamiento.

Es usado por millones de personas en todo el mundo, pero siempre debe estar bajo supervisión médica estricta, porque es necesario monitorizar la función del hígado y el perfil lipídico mientras se toma, ya que puede generar diversos efectos secundarios.

🤕 Efectos secundarios

Agárrate que vienen curvas.

Los efectos secundarios de Roacutan más comunes son:

Anemia, aumento o disminución en las plaquetas, elevación de la tasa de sedimentación, inflamación del borde del párpado, conjuntivitis, irritación ocular, sequedad ocular, elevaciones transitorias e irreversibles de transaminasas hepáticas, fragilidad cutánea, comezón en la piel, sequedad de piel y labios, dolores musculares, dolores articulares, dolor en la región lumbar, aumento de triglicéridos y colesterol sérico y disminución de HDL.

Por ponerte algún ejemplo especialistas en la salud ocular afirman que Roacutan es muy potente y que el proceso que impulsa no está localizado en las glándulas sebáceas. Dicho efecto de «secado» llega hasta tus conductos lagrimales y glándulas de Meibomio.

Yo tampoco sabía lo que eran pero por lo visto están situadas en el borde de los párpados y evitan que los ojos se resequen. Si la piel está seca y sumamos sequedad ocular se puede producir una visión borrosa, conjuntivitis y una capacidad reducida de visión nocturna.

También puede tener efectos secundarios más graves y excepcionales como las cataratas.

He leído a muchas personas que aseguran haber tenido problemas de lumbalgia y dolores de articulaciones, otras que ven como en sus análisis se les dispara el colesterol o los niveles de azúcar en sangre.

Por eso es tan necesario hacer análiticas continuamente, ya que uno de los efectos secundarios que provoca Roacutan -y que viene recogido en su prospecto- puede ser la diabetes.

Las malformaciones fetales también pueden darse si se toma durante la gestación. De hecho, hay médicos que recetan Roacutan junto a la píldora anticonceptiva y la mujer debe firmar un compromiso de no quedarse embarazada hasta acabar con el tratamiento.

Según desvelaba El Confidencial, destacan algunos efectos secundarios como: “dolores musculares, intestinales, sequedad severa, hipersensibilidad de la piel, ojo seco o hasta depresión”.

Por supuesto, no puedes tomar el sol ni beber alcohol durante que dure el tratamiento.

💬 Opiniones

Si te das una vuelta por redes sociales o foros, son miles de personas las que padecen las consecuencias de haber tomado estas pastillas “milagrosas”.

Incluso la presentadora de televisión Tania Llasera ha sido afectada y no ha dudado en dar su opinión sobre este tratamiento:

“Creo que el haber tomado Roacutan para mi acné rebelde de joven puede haber sido el gran porqué de mi ahora ojo seco, y la razón por la que no se me cura la herida crónica que sufro en el ojo”.

En España se conoce solo un caso de demanda ganada, en este caso porque tras varios análisis (en los que se veía un aumento de azúcar en sangre), el médico siguió recetando estas pastillas y provocó diabetes en un paciente.

En Estados Unidos sin embargo, el laboratorio Roche ha tenido que hacer frente a demandas de miles de pacientes por considerar a este fármaco el culpable de malformaciones en recién nacidos, depresión, suicidio, colitis ulcerativa y enfermedad de Crohn.

Resultados de la búsqueda
Resultados web

💰 Precio

Si te soy del todo sincera no lo sé a ciencia porque nunca lo he tomado. Sé que es un medicamento caro que puede sobrepasar los 20€ por una caja de 30 cápsulas de 10mg. Pero no sé si la receta rebaja el precio.

Puedes preguntar en tu farmacia de siempre para saber por cuánto te puede salir el tratamiento dependiendo de los meses que necesites tomarlo.

Sí sé que en Estados Unidos el precio ronda los 25-35 dólares.

Resultados de la búsqueda
Resultados web

➡️ Alternativas

¿Qué pasa si no quieres usar Roacutan? Pues esperar a que los años pasen.

¡Es broma! Todo tiene remedio y hay alternativas.

He leído en algunos blogs médicos y en otros de pacientes, que hay una crema (bueno más que una crema es un gel actibacteriano) que elimina las bacterias que producen inflamación en la piel y además acelera la renovación de su capa superior evitando la obstrucción de los poros, y por tanto evitando que aparezca más acné.

El gel en cuestión se llama Treclinac y contiene Tretinoína, que es una forma ácida de la vitamina A. Además posee un principio activo llamado Clindamicina que viene a ser, para que me entiendas, un antibiótico semisintético bastante eficaz.

Este gel se presenta en un bote tipo Xhekpon y cuesta 25€ los 30gr.

El efecto tarda en notarse varias semanas o incluso meses. Esto siempre depende del tipo de piel de cada uno y de lo severo que sea el acné.

La parte mala es que seca bastante la piel, así que es importante que hidrates bien y nunca olvides de usar protector solar antes de salir a la calle para evitar manchas ya que al estar eliminando capas de piel esta será más sensible a los rayos UV.

Puedes sentir tirantez e incluso se te pueden pelar algunas zonas de la cara por eso siempre debes estar bajo supervisión médica.

Aunque empieces a notar una gran mejora, no dejes de aplicarla sin consultar antes con el médico.

Debes saber también que no puedes usar exfoliantes, astringentes, productos que contengan alcohol, ni limpiadores agresivos.

En cuanto al maquillaje no tienes por que tener problema, pero ya sea en bases, o en cremas hidratantes tienes que tener en cuenta que algunas contienen alcohol o ácido salicílico, así que debes mirar bien el prospecto y el producto que vayas a usar porque pueden ser incompatibles.

Obviamente, si a día de hoy me dieran a elegir entre Roacutan y su alternativa más eficaz, la crema Treclinac, no tengo duda alguna de que me quedaría con la crema.

👩‍⚖️ Conclusión

Si te sirve mi humilde opinión, te diría que lo principal cuando se tiene acné es hacerse muy disciplinada/o con la limpieza.

Una de las causas de este trastorno es la ausencia de higiene o el uso de cremas erróneas.

Si el tema es hormonal es porque tendrás una alta producción de grasa, en cuyo caso necesitarás visitar a un dermatologo. Y si estás en la adolescencia, o embarzada, es cuestión de tiempo que el problema remita.

Yo he olvidado la lista de cosas que probé recomendada por la gente y ninguna me sirvió de nada. Muchos médicos, solo supieron prohibirme ciertos alimentos pero ninguno dio con la clave.

Hasta que un dermatólogo, entre carcajadas, me dijo algo que nunca olvidaré:

¿Qué te han dicho que no comas chocolate? ¿Qué te han dicho que no comas embutidos? ¡Hay médicos que no saben ni ponerse la bata!

Imagina mi asombro. Me estaba diciendo que todo lo que otros, profesionales o no, lo que me decían eran leyendas urbanas. Y que él acabaría con mi problema.

Tras examinarme me dijo que mi acné era hormonal y que no tardaría mucho en desaparecer. Me mandó una simple crema, hecha por él, y una cita ginecológica para que durante unos meses tomara píldoras anticonceptivas, ya que mi desorden con la menstruación era bastante alarmante y ese podría ser el foco del problema.

Durante los meses de tratamiento comía de todo, con moderación claro está, y seguí a pies juntillas sus consejos en cuanto a limpieza.

Consejos que fueron escuetos. Pocos productos pero buenos, y la piel en perfecto estado de revista siempre.

Unos meses después, volví a su consulta, con la sonrisa más grande del mundo. Él me miró con una leve sonrisa y me dijo:

Te dije que acabaría con tu problema incluso comiendo chocolate.

Así que yo de ti me iría olvidando del Roacutan.

No merece la pena arriesgar la salud por unos granos que van a terminar abandonando tu piel, te lo aseguro.

Pero hagas lo que hagas, no pierdas el tiempo haciéndonos caso a nada de lo que te digamos blogueras, amigas, o instagramers en redes sociales. No pierdas más tiempo y consulta siempre con un especialista.

¡Ah! Y bebe mucha agua, la buena hidratación también cuenta en su eliminación.

Otros contenidos que te pueden interesar:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Deja un comentario

 

Ofertas de hasta el 70% en maquillaje y cosméticos

No te pierdas ninguna en mi canal de Telegram