Masaje Kobido: ¿Qué es y qué beneficios aporta?

Kobido significa “antiguo camino a la belleza”, y es una terapia conocida por una leyenda legendaria que cuenta como los samuráis del antiguo Japón, se hacían un masaje facial cuando llegaban de intensas batallas para relajarse. Además, el masaje les devolvía la energía y su fuerza interna.

Su emperatriz, tras notar los beneficios, como el rejuvenecimiento de la piel y la luminosidad al rostro, lo implementó en su rutina de belleza, convirtiendo este masaje en una técnica popular entre las personas pertenecientes a la realeza. Tal y como cuenta la leyenda, comenzó a llamarse “el tratamiento de las emperatrices”.

Pero ¿qué es el masaje kobido?

masaje kobido

Un tratamiento que, a través del masaje, trabaja 16 músculos faciales superficiales a distintas intensidades mediante 47 maniobras diferentes. Combina la medicina tradicional japonesa con técnicas de masaje que se han ido modificando con el tiempo. También es conocido como lifting facial.

El masaje trabaja el cuello, el rostro y el cuero cabelludo para relajar y aliviar dolores y algunas molestias tales como migrañas, dolores de cabeza, rigidez facial, estrés acumulado, ansiedad, bruxismo (condición en que se aprietan o rechinan los dientes) etc.

Kobido también trabaja a nivel profundo la producción de colágeno, dejando la piel tonificada, relajada, elástica y más fresca.

Masaje facial Kobido paso a paso

El masaje Kobido, o masaje facial japonés, se puede realizar en hombres y en mujeres de todas las edades. Si vas a un centro de belleza en la primera visita te harán una pequeña evaluación del tipo de piel, así como de los objetivos a tratar.

Cuando acudas a hacer tu primera sesión de Kobido en el rostro, este debe estar limpio, sin restos de maquillaje, cremas u otros productos.

Los hombres tampoco deben ir con restos de maquillaje y a ser posible deberán llevar el rostro afeitado lo más recientemente posible antes de la sesión. El resto corre a cargo del profesional que te trate.

Si no te apetece ir a un centro puedes hacerte un automasaje kobido en casa.Para ello solo tienes que relajarte y seguir los siguientes pasos:

  • Empieza en la base de cuello haciendo  movimientos ascendentes con dos dorsos de las manos evitando la glándula tiroides y repite entre 10 y 15 veces.
  • Ve deslizando los dedos índice y corazón desde el mentón hasta la mandíbula, de 10 a 15 veces.
  • Usa las yemas de los dedos índice y corazón para masajear desde el centro de los labios hacia fuera. También deberás repetir entre 10 y 15 veces.
  • Suavemente continúa por el surco nasogeniano con el dedo corazón hasta el párpado y presiona levemente. Hazlo unas 10 veces.
  • Utiliza el dedo corazón para seguir por el contorno del ojo haciendo una ligera presión al subir para después bajar de forma suave. Repite 10 veces.
  • Con los dedos índices alisa las patas de gallo masajeando 10 veces en cada lado.
  • En la zona del entrecejo haz un movimiento de zigzag.
  • Ve juntando los dedos y alisando la frente de abajo hacia arriba y hacia fuera tantas veces como quieras.
  • Pon las manos en garra, utiliza las yemas de los dedos para «abrir» tu rostro de abajo a arriba y de dentro hacia fuera.
  • Para acabar ahueca las manos y colócalas sobre los ojos. Comienza a respirar de forma profunda y consciente por la nariz para oxigenar tu piel.

En Youtube tienes una gran cantidad de vídeos explicando el paso a paso del masaje kobido. Con ver algunos te será suficiente para saber cómo hacerte tu propio masaje.

Nosotros hemos seleccionado este de la revista Elle porque nos parece el más completo y sencillo para hacerse una misma.

Beneficios

Como te hemos contado al principio, calma dolores de cabeza, ansiedad y migrañas, pero puedes hacerlo simplemente para relajarte después de un día intenso.

Y en cuanto a la belleza, los beneficios del masaje kobido antes y después son como los de un lifting facial.

  • Limpia y drena: se hace una preparación de la piel mediante un masaje de shiatsu en el rostro, para posteriormente hacer un drenaje y eliminar toxinas.
  • Estira e ilumina: se aplican productos no cosméticos (siempre naturales) que ayudan a realizar el masaje, elevando la piel del rostro y recuperando su hidratación y luminosidad.
  • Lifting japonés: este masaje se realiza a alta velocidad pero con delicadeza para conseguir oxigenar y suavizar las líneas de expresión.
  • Antiestrés: se presiona sobre puntos claves de acupuntura para eliminar el estrés y recuperar la paz.

Si no hay una necesidad estética, se recomienda como técnica preventiva a partir de los 30 años. A los 40 años ayuda a redefinir el contorno del rostro, además de suavizar arrugas y aclarar manchas.

Lo ideal realizar un masaje una vez a la semana durante un par de meses. Posteriormente se puede realizar cada 15 días.

que es el masaje facial kobido

Opiniones

Un 80% de las usuarias de esta técnica quedan bastante satisfechas con el resultado. Además de la firmeza, principal característica que aporta este masaje, la relajación en los músculos y la expresión de la cara es notable al instante.

Cuanto más se realiza más beneficios vas notando sobre la piel, como luminosidad y atenuación de pequeñas líneas de expresión.

Por no hablar de la hora (tiempo estimado que dura el masaje), que pasas completamente relajada y con la mente en blanco.

El precio de este tipo de masajes suele rondar los 100€ pero esto va a depender del centro y la ciudad en la que vivas.

Contraindicaciones

  • No se recomienda para pieles que padezcan de algún tipo de erupción causadas por alguna alergia.
  • No elimina cicatrices, así que no se conseguirá un resultado 100% perfecto.
  • No es del todo aconsejable para pieles muy grasas y con problemas de acné, eritrosis, o cuperosis. En caso de realizarlo se debe realizar a un ritmo más lento y ejerciendo menos presión.

En cualquiera de los casos, el profesional, tras una valoración de tu piel, es el que mejor te va a aconsejar de si puedes o no hacerlo. Y en caso de que puedas, cuántas sesiones necesitas.

Otros contenidos que te pueden interesar:

Deja un comentario