Cómo arreglarte el pelo en casa como un profesional

Ofertas de hasta el 70% en maquillaje y cosméticos

Mi pelo es mi tesoro.

Eso ya lo sabes si me lees, o me sigues asiduamente.

Si es así sabrás que he conseguido tener un pelo con un acabado de peluquería porque aprendí que lo más importante para conseguirlo es usar productos profesionales como los de Kppel.

Ya he contado alguna vez por aquí mis meteduras de pata.

Teñir el pelo con tintes de mala calidad, lavarlo con champús que no iban con mi tipo de pelo, o usar serums que dejan un acabado apelmazado y seco han sido mis peores pesadillas capilares.

No saber invertir en un producto adecuado, ha hecho que muchas veces me entrasen ganas de raparme la cabeza como el Dalai Lama y acabar con tanto sufrimiento.

Pero me gustan demasiado las trenzas y los accesorios y con esas pintas no me iban a quedar bien las diademas.

Pero imagina el tiempo que tengo que invertir en lavar, secar y peinar la cantidad de pelo que tengo. Si encima el
resultado es penoso pues lo dicho.

Tengo pelo de milagro.

Bueno, de milagro y porque, como decía antes, comprendí que necesitaba hacer una buena inversión en productos
capilares para no tener que ir a la peluquería cada semana y básicamente para no querer arrancarlo a tiras.

arreglar pelo en casa

Yo pensaba hace algunos años, y estoy segura que tú también, que cualquier cosa “hace el avío”, y en mi cabeza siempre andaban frases tales como: que un champú de supermercado está bien porque total, con que haga espuma y me quite la suciedad ya es suficiente; o que cualquier laca de pelo sirve porque con que me fije un par de pelos rebeldes ya no necesito más; o que da igual el secador de pelo que se use, siempre y cuando salga aire caliente.

Pues no.

Solo cuando entiendas que un champú es mucho más que eliminar suciedad, que una laca cualquiera puede resecar tu pelo, o que un mal secador puede chamuscarlo, entonces empezarás a valorar que tu cabello es como cualquier otra parte de tu cuerpo.

Vamos a ver, si buscas la mejor crema antiarrugas, o el mejor lápiz de labios, ¿por qué no hacer lo mismo con tu melena?

Si no lo haces, jamás lucirás pelazo.

Creeme.

Es más, te diría que si no lo cuidas bien probablemente cuando vayas a la peluquería, necesitarás hacer una mayor inversión porque tendrán que hacerte tratamientos más caros para recuperar tu pelo muerto.

Y te digo más.

Los productos profesionales y de buena calidad, tienen mejores ingredientes que los baratos.

Te pongo un ejemplo.

El champú ese normalito que compras, además de tener muchos derivados químicos, no tiene nada que aporte vitalidad y salud a tu cabello. Solo contiene agua y limpiadores muy básicos.

Sin embargo, un producto profesional incluirá, además de los agentes de limpieza y acondicionadores propios de este tipo de productos, ingredientes que hacen que el pelo esté saludable, brillante, fuerte y suave.

Y ten en cuenta además que, a la larga, salen más económicos,, porque los productos baratos están muy diluidos y eso hace que tengas que usar mucha cantidad, mientras que con los profesionales, una pequeña cantidad hará que tengas para todo el pelo. Lo que hace que te duren muchas más semanas, incluso meses.

Y lo mismo me da si es una mascarilla, un serum, una laca de pelo, o un champú.

Esto viene a ser como Villarriba y Villabajo.

Siempre que uses calidad tu pelo parecerá recién salido de la peluquería y estarás ahorrando en cada compra.

Te lo digo por experiencia.

Y lo mismo pasa con los tintes de pelo.

Porque si eres de las que sueles teñirte tu misma por ahorrar dinero, o por pereza a ir a un centro de belleza, necesitas las claves para hacerlo en casa.

Y eso empieza por usar tintes de calidad que además de teñir, deben proteger el pelo y darte un resultado profesional para aportar un color bonito, natural y duradero.

Cuando una decide teñirse en casa, una de las principales ventajas es la comodidad. Ir a la peluquería puede ser complicado de organizar si se tiene un ritmo de vida ocupado con trabajo, niños, y tareas domésticas. Pero si lo haces en casa, tú eliges el momento y lo adaptas a tu rutina. Incluso puedes hacer cosas en casa, o relajarte leyendo mientras esperas el tiempo estimado.

Yo suelo aprovechar para hacerme alguna mascarilla facial casera y matar 2 pájaros de un tiro.

Otra ventaja que tiene esta práctica es el ahorro. Los tintes suelen tener precios asequibles, sobre todo si se compara con una visita al centro de belleza o peluquería, que suele rondar, como mínimo, los 30€.

Y no debes preocuparte por si dañan tu pelo porque hay productos tan profesionales que cuidan el cabello desde el interior.

Prácticamente todos los kits de coloración incluyen peine o brocha que facilita el reparto del producto por todo el cabello. Por otra parte, los tintes de calidad poseen ingredientes y tecnologías avanzadas que, además de cambiar el color de tu pelo u ocultar las canas, cuidan la melena, aportándole hidratación y un brillo extra.

Y para conseguirlo solo tienes que seguir, eso sí, al pie de la letra las recomendaciones del fabricante y elegir bien el color deseado.

Como ves, tiene más ventajas que inconvenientes invertir en calidad.

Y aunque no sé si te habré convencido de todas, espero que a partir de ahora empieces a cuidar y a introducir en tu cuidado capilar, productos profesionales.

Verás cómo en pocos meses, tu pelo te lo habrá agradecido.

Y aunque de primeras no lo parezca, tu bolsillo también.

Otros contenidos que te pueden interesar:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Deja un comentario