¿Son las cremas caras más efectivas que las baratas?

Califica este post

¡Hola Belleza! Supongo que habrás leído que la crema Q10 de Lidl es la mejor crema anti-arrugas del mercado ¿no? Puede que incluso ya la hayas comprado, o usado. Y es que la caja de Pandora quedó abierta tras un polémico informe. ¿Será verdad que una crema de 3€ que, según un estudio, hace lo mismo o más que una que cueste 30€?  Muchas chicas están muy de acuerdo con dicho informe y otras ni si quiera lo creen. Así que a raíz de esta polémica he querido ir más allá. Saber un poco más sobre el tema y poder contarte cuánto hay de cierto en todo esto. Y poder responder a la pregunta ¿Son las cremas caras más efectivas que las baratas?

mejores-cremas_faciales

¿Son las cremas caras más efectivas que las baratas?

¿Caro es sinónimo de efectivo? ¿Merece la pena gastar más? Estas son las preguntas que seguro te has hecho en alguna ocasión. Y son las preguntas que me han llevado a hacer este post. He leído miles de revistas, periódicos, y estudios realizados, socre este tema intentando dar con la clave. Intentando averiguar si merece o no la pena invertir más de 30€ en una crema. O si por el contrario, una que cueste 5€ nos va a hacer el mismo efecto.

Yo tengo mi opinión personal y si me lees de hace tiempo puede que ya la sepas. Nunca he sido muy creyente en cremas milagrosas, en serums regeneradores o antiarrugas. Prometen borrarte del rostro 10 años en 15 días, y nunca me los he terminado de creer. Aún así, algunas cremas caras, y carísimas, ha llegado a mis manos. Algunas por colaboraciones con el blog y otras por momentos especiales como cumpleaños o reyes. No soy rica, con lo cual no puedo gastarme cada mes 100€ en una crema antiage. 100€ en un serum efecto lifting. Y otros 100€ en un contorno de ojos.

Es cierto que cuando tenemos una crema de 100€ o más en las manos, nos autoengañamos (pienso yo). Pensamos que nos va a ir de maravilla. Simplemente por el simple hecho de tener un precio tan elevado. Desde que aplicamos la crema, estamos sugestionadas a que nos va a funcionar. Es decir, que la aplicamos con más esperanza, o confianza, que si usamos una de 10€.

En todo esto influye sus envases, normalmente de lujo, sus suaves y delicados aromas, y sus ligeras texturas que son absorbidas rápidamente por la piel. Nos dejamos deslumbrar por la fama que ciertas blogguers y youtubers le dan a cualquier producto en sus redes sociales. Y por supuesto, por las campañas que tienen en prensa, televisión e Internet. Por no hablar de las actrices que anuncian dichas cremas, previo pago obviamente, por decir en 2 minutos que x crema les cambió la vida. Y yo me pregunto…Si le quitamos a ese producto el frasco de lujo, las campañas publicitarias y a la famosa que la anuncia…¿qué queda? la crema de 3€ del Lidl quizás.

Como te comentaba, he leído mucho durante días para poder recopilar los máximos datos posibles. Y la verdad es que con todo lo leído estoy más convencida aún de todo lo que pensaba antes.

Empezamos por el estudio que lanzó la polémica e hizo que las crema de Lidl de 3€ se agotarán de las estanterías. El estudio de OCU, y del cuál ya hice un post. Ese estudio nos viene a decir que, después de comprobar desde el día 1 hasta 4 semanas después la eficacia de cada crema antiarrugas, comprobaron que la gran mayoría de ellas no cumple nada, o casi nada de lo que prometen. Y en muchos de los casos, las cremas antiarrugas de “alta gama” no hacen prácticamente nada, no eliminan arrugas y en la mayoría de los casos ni siquiera las atenúa. Como ejemplo tenemos el caso de Lancôme, que a pesar de tener un gran coste y ser una marca reconocida y valorada, no cumple todo lo que promete.

Andrés Lehmann, integrante de la Sociedad Chilena de Dermatología, enfatizó que no existen diferencias significativas en la calidad de las cremas humectantes y “anti envejecimiento” que se venden sin receta médica, es decir, una crema cuyo valor es elevado no garantiza que será mejor que otra con un coste más económico. Según Lehmann el único secreto para evitar las arrugas, manchas y el mal aspecto en general de la piel es usar fotoprotectores solares, ya que los rayos del sol son los que envejecen mucho y muy pronto nuestra piel. También se debe diferenciar la piel grasa de la seca y se deben utilizar productos diferentes y específicos.
Lehmann precisó que sólo dan resultado los productos “anti envejecimiento” que se venden bajo receta médica. Porque poseen medicamentos y su correcto uso es supervisado por un especialista, de lo contrario no hacen nada.

Otro estudio realizado por la organización Consumer Unions en 2006 reveló que las cremas antiedad no tienen la eficacia que prometen, independientemente del precio que tengan. Fue publicado en ConsumerReports.Org, donde se testó el rostro de 23 mujeres durante 12 semanas. Cada una de ellas usó una crema sin saber su coste para no influenciarlas, y el cosmético que obtuvo la puntuación más alta no redujo la profundidad de las arrugas más allá del 10%, lo que es un cambio imperceptible a la mirada.

En 2010, Consumers Reports Health sometió a estudio 9 sueros faciales. Todos vendidos en el mercado sin receta médica de costes económicos y elevados. En esta ocasión tampoco hubo mejoras significativas en el rostro después de 6 semanas de uso.

El libro Bad Science, escrito por Ben Goldacre, investigador médico en la Universidad de Oxford, puedes encontrar multitud de detalles. En él nos explica los fraudulentos ensayos clínicos de las empresas cosméticas y también sobre las argucias legales que suelen emplear para evitar denuncias por publicidad engañosa.

Este párrafo lo he sacado del blogger y Doctor en física teórica Principia Marsupia de su post «el gran fraude de los cosméticos». No tiene desperdicio:

«Las empresas cosméticas quieren hacernos creer que realizan investigación de vanguardia, pero sus estudios ni se publican en revistas científicas ni pasan los mínimos criterios que requiere el método científico. Para ser aprobados, los productos cosméticos sólo tienen que demostrar que no son perjudiciales para la salud. En cambio, para que un medicamento sea aprobado, es necesario demostrar no sólo que no es perjudicial, sino que además funciona. El desarrollo de un medicamento requiere de años de ensayos clínicos. Las líneas de cosméticos se renuevan a cada temporada.

Entonces, ¿por qué las empresas cosméticas no son denunciadas por publicidad engañosa?

Porque la industria cosmética mueve miles de millones de euros, y eso significa que pueden pagarse excelentes abogados. Tener buenos abogados no sólo es útil cuando vas a juicio, sino también cuando redactas los anuncios de tus productos. Estas empresas se cuidan mucho de no decir mentiras, pero consiguen, a la vez, que el cliente entienda lo que a ellas les interesa».

El blog vida y salud dirigido por la Doctora Aliza tampoco nos asegura que ninguna crema antiarrugas nos ayude a eliminarlas. Aunque nos aporta en un post, algunos de los ingredientes que debemos buscar en dichas cremas para mejorar algo nuestro aspecto tras el paso de los años:

  • Retinol: Componente de la vitamina A y antioxidante que neutraliza los radicales libres, es decir, las moléculas inestables de oxígeno que dañan las células de la piel y causan las arrugas (evitar usar si estás embarazada).
  • Hidroxiácidos: Ácidos exfoliantes que eliminan la capa superficial de la piel vieja y muerta y promueven la renovación de la piel, pero aumentan la sensibilidad del sol.
  • Coenzima-Q10: Ayuda a proteger la piel de los daños causados por el sol.
  • Kinetina: Parece ser que ayuda a que la piel retenga su humedad y a promover la producción del colágeno. Es también antioxidante.
  • Extractos de té: Componentes con propiedades antioxidantes y anti-inflamatorias.

Hay miles de estudios de este tipo y casi todos coinciden en lo mismo. Al menos yo no leí ninguno que dijera lo contrario (aunque supongo que los habrá).

Mi opinión ya la sabes, y con esto no quiero decir que no me veas usar cremas caras ya que, aunque no elimine arrugas, posiblemente me beneficien en otros aspectos de la piel. He usado cremas que me han ido muy bien, independientemente de su precio. Algunas han conseguido igualar mi tono e incluso usé una crema que consiguió reducir mis bolsas en los ojos. Lo que me cuesta creer es que eliminen patas de gallo, o arrugas marcadas. Si soy más creyente en las cremas anti-manchas porque he visto en mi propia piel como conseguía eliminarlas. No por completo pero si que casi en un 100×100. Pero creo que ciertos problemas de la piel, que son causados por el paso de los años, no los elimina ninguna crema milagrosa.

No critico a quién gaste mucho dinero en cremas de este tipo (cada cual es libre de gastar en lo que quiera) o a quién sólo compre cremas de 2€. Lo que no me gusta, y me da rabia, es pensar que las grandes firmas nos engañan con sus supuestos productos milagrosos. Productos que venden como si fuéramos a rejuvenecer 10 años en pocas semanas. Y que visto lo visto no son tan efectivas como nos hacen creer.

Fuentes:

Nota: No dejes de leer este artículo de amazings.es denunciando una crema “con alto contenido en ADN”. Es alucinante todo lo que nos explica sobre el fraude de las cremas anti-arrugas y todos los supuestos ingredientes que contienen. No te lo pierdas.

Y tú, ¿qué piensas? ¿Te gustan las cremas caras? ¿Usas cremas low cost? Me encantaría conocer tu opinión y saber qué producto te funciona, independientemente de lo que cueste.

8 comentarios en “¿Son las cremas caras más efectivas que las baratas?”

  1. Me encantó tu blog, yo he tenido la oportunidad de probar las de alta gama y las low-cost y no he visto diferencias. A mi me encantan las de Avene, tienen buen precio, excelente calidad y son dermatológicas!!! Felicidades por tu blog

  2. Cualquier médico -incluso dermatólogo- que no esté vendido a la industria farmacéutica te recomienda NIVEA; ahora que cada cual haga lo que quiera con su dinero.

  3. A mi no me sugestiona el precio de una crema con su efectividad, de hecho el contorno de ojos de Estée Lauder que tanto gusta a todo el mundo, a mi nunca me ha gustado, no pq no sea un buen producto, sino pq a mi piel no le va bien, pero no puedo estar de acuerdo con lo que dices después de haber probado infinidad de cremas baratas y caras, nada tienen que ver, incluso cunden mucho más, aun no he probado una crema cara que me dure menos de dos meses. Besos.

  4. Hay de todo: cremasn baratas que son buenas, cremas baratas que son malas, cremas caras que son buenas, y cremas caras que salen muy caras por ser malas.

Deja un comentario