¿Cómo colocar uñas postizas paso a paso? Consejos y tipos más habituales

Tus manos dicen mucho de ti y tus uñas más. Unas uñas descuidadas, mordidas o con pellejitos pueden producir incluso rechazo. Por ello si eres de las que te muerdes las uñas, o te da pereza arreglarlas muy a menudo, tu solución son las uñas postizas. Es la mejor opción para olvidarte de la manicura y lucir unas uñas perfectas durante semanas.

Hay mil formas diferentes de llevar uñas postizas. Y obviamente el mejor lugar para acudir a que te las pongan es a un centro de belleza. Pero qué pasa si tienes poco tiempo, o si te parece un gasto demasiado excesivo. Pues la solución es ponerte las uñas postizas en casa. No creas que es tan difícil. Solo necesitas hacer una pequeña inversión para materiales básicos, que por cierto te van a durar mucho tiempo, y un poco de práctica.

Como hay tanta variedad y te puede resultar complicado decidirte por cual es la mejor opción para ti, he preparado este post para ayudarte a conocer los diferentes tipos de uñas postizas y cómo colocarlas.

Tipos de uñas postizas

Uñas de plástico

Las más cómodas para un momento concreto y único. Si tienes una boda, cena, o algún evento y quieres lucir unas bonitas uñas postizas esta es tu mejor opción. Las uñas postizas de plástico son las más fáciles de poner. No necesitarás más que un paquete de uñas y pegamento. Solo necesitarás unos minutos para pegarlas a tu uña natural. Eso sí, no te van a durar demasiado tiempo así que busca una buena marca para que, al menos, te aguante el día entero en el evento o celebración al que quieras llevarlas.

Uñas de gel

Las más indicadas si quieres que tus uñas postizas tengan un aspecto de lo más natural. Pero debes tener en cuenta que son menos duraderas que las uñas acrílicas. Lo bueno de las uñas de gel, que aunque sean más frágiles, no necesitan ser mantenidas constantemente, por lo que es una buena opción si quieres llevarlas algún periodo de tiempo pero no tienes pensamiento de llevarlas siempre.

Las uñas de gel ganan cada vez más adeptas ya que son más baratas y su colocación es fácil. Solo se necesita un tip en el borde de la uña, aplicar gel con un pincel y someter durante un par de minutos las uñas a las luces ultravioletas para que se sequen bien. Se liman para dar la forma deseada y listo.

Uñas acrílicas

Las uñas acrílicas tienen la principal ventaja de que son muy duraderas. Si tienes cuidado puedes tenerlas hasta 6 meses. La parte mala, que se tarda mucho más tiempo en su colocación. Se deben realizar unos moldes para que las uñas sean idénticas a las naturales. Una vez se haya aplicado el acrílico, una combinación de un líquido especial y un polímetro en polvo, la uña tomará una consistencia parecida al plástico duro.

Uñas de porcelana

Las uñas de porcelana y las uñas acrílicas son muy parecidas en cuanto a su aspecto pero las primeras requieren un cuidado constante y suelen ser más frágiles puesto que están hechas a partir de fibra de vidrio y esto las hace mucho más finas. También suelen ser más caras si te las pones en un centro de belleza, aunque siempre han sido las más populares. La colocación de las uñas de porcelana es mediante un molde. Este se coloca en el borde de la uña natural para darle forma. Al estar colocada en la uñas natural, crece al mismo ritmo y eso hace que requiera de un mantenimiento para ir rellenando el hueco que queda en el nacimiento de las uñas. 

¿Cómo poner uñas postizas de plástico paso a paso?

Para poner uñas de plástico solo vas a necesitar:

  • Un paquete de uñas postizas con el diseño que quieras.
  • Una lima y corta uñas.
  • Pegamento para uñas postizas.
  • Esmaltes si las uñas postizas son blancas.

Lo primero que tienes que hacer es retirar el esmalte de uñas que tengas, si es que las llevas pintadas. Si la uña no está bien limpia y seca, el pegamento no pegará y las uñas caerán en poco tiempo. Lava las manos después de haber retirado el esmalte con acetona ya que los químicos pueden hacer que se te reseque la uña.

Mejora tus uñas naturales para que el resultado de las uñas postizas sea optimo. Pon tus manos en un recipiente con agua tibia unos 5 minutos. De este modo quedarán finas y suaves y será más fácil trabajar con ellas. Puedes agregar algún jabón si quieres pero no eches nada que contenga aceite porque pueden quedar restos y que luego sea más difícil pegar las uñas postizas.

Con un cortaúñas o unas tijeras especiales para uñas corta hasta que queden parejas e iguales todas las uñas. Déjalas cortas, pero tampoco te pases y cortes más de la cuenta. Procura dejar un pequeño borde para que se sujeten las uñas postizas. Luego, lima cada uña para que los bordes queden suaves.

Con un palito de naranjo empuja las cutículas hacía atrás. Así se podrá pegar las uñas postizas en las uñas y no en la piel. No hace falta que te las cortes. Tus cutículas evitan que tus uñas se infecten. Si las cortas, habrá un mayor riesgo de que se acumule suciedad o gérmenes.

Usa un taco, también llamado pulidor de uñas para que estas queden suaves y facilitar así la adhesión de las uñas postizas. Retira el polvo cuando hayas acabado de las uñas antes de seguir con el siguiente paso.

Colocas las uñas postizas en orden. Prueba cada uña antes de colocarla para asegurarte que encaja bien cada una en tu uña. Si ves que es algo grande lima por los lados hasta conseguir que encaje a la perfección. Las uñas postizas son fáciles de poner porque solo tienes que aplicar un poco de pegamento en la base de la uña, colocar la postiza encima y presionar levemente unos segundos.

Si las uñas son blancas o transparentes puedes pintarlas una vez colocadas con tu esmalte preferido. Incluso puedes hacer un diseño sencillo de nail art.

O más fácil aún, compra las uñas postizas ya con el diseño impreso, así no tendrás que esperar a que el esmalte se seque para presumir de manicura.

Tienes infinidad de diseños para escoger. Desde la clásica manicura a la francesa, pasando por uñas de colores, o las uñas en forma de pico que son las más actuales. Todas tienen el mismo proceso de colocación, sean como sean, estén pintadas o no.

Pero por experiencia te voy a dar un consejo. No uses el pegamento que suele traer el kit de uñas postizas. No suele valer nada. Mejor compra aparte un pegamento especial para uñas. Suelen ser más fuertes y aguantan 3 veces más.

Pero si te gustan más las uñas acrílicas, no te preocupes porque no te hace falta acudir a ningún centro de belleza. Puedes ponerlas tu misma en casa. Solo necesitas un kit básico con todo lo necesario y un poco de paciencia ya que el paso a paso es algo más largo. Pero te merecerá la pena cuando veas el resultado.

Cómo poner uñas acrílicas paso a paso

Compra un kit que contenga todo lo necesario para empezar. Además, este tipo de kits viene con instrucciones, lo que te hará más fácil aún su colocación.

Pero si lo prefieres, y vas a seguir rellenando la uña cada vez que sea necesario, compra los utensilios por separado. De este modo tendrás todo lo que necesitas cada vez que necesites hacer el relleno de las uñas. Para ello deberás comprar:

  • Puntas de uñas acrílicas y pegamento. Las puntas son bastante largas, así que tendrás que cortarlas y limarlas hasta conseguir la forma que más te guste.
  • Cortauñas y limas para uñas acrílicas. Estos utensilios es mejor que los compres especiales para uñas acrílicas porque son más efectivos y hacen mejor su trabajo.
  • Líquido acrílico y polvo acrílico. Los 2 productos que deberás mezclar para obtener uñas acrílicas.
  • Recipiente y pincel para acrílico. El recipiente y el pincel son fundamentales para hacer el relleno de las uñas.

Ahora que ya lo tienes todo, pasamos a la colocación de las uñas acrílicas. Si tienes algo de esmalte retira con acetona antes de empezar.

Para que el resultado de tus uñas acrílicas sea perfecto utiliza un cortaúñas y corta tus  uñas naturales hasta llegar a un tamaño corto y parejo. Luego lima para que queden emparejadas y suaves.

Lima la superficie de la uña para que esta quede un poco áspera. Así conseguirás una mejor aplicación posterior de las uñas acrílicas.

El acrílico debe quedar adherido a tus uñas naturales, no a tu piel. Así que deberás empujar las cutículas hacia atrás. Si lo prefieres puedes recortar para que no te molesten en el proceso. Usa para ello un moldeador de cutícula  o un palito de naranjo.

Utiliza la base de uñas para eliminar la humedad y que tus uñas queden preparadas para colocar el acrílico. Si tienes las uñas mojadas, o has usado algún aceite para hidratar o ablandar las cutículas, el acrílico no se pegará. Usa un  algodón y frotar con cuidado la superficie de las uñas con la base.

Toma las puntas con el tamaño adecuado a tus dedos. Si son demasiado largas, lima antes hasta conseguir el largo deseado. Pon un poco de pegamento en la punta y ponla en la uña natural. El borde de la punta debe quedar centrado. Sujeta varios segundos para que el pegamento termine de secarse. Si colocas la uña mal, remoja unos segundos en agua para poder quitarla. Seca bien y repite el proceso.

Echa el acrílico líquido en el vasito y añade un poco de polvo en otro recipiente. Sumerge el cepillo en el vasito con el acrílico y humedece la punta con el producto. Elimina el excedente pasando el pincel por el borde del recipiente y mete el pincel en el polvo acrílico. Se formará una bolita en la punta.

Aplica la mezcla en las uñas. Comienza por el borde final de la punta de la uña acrílica. Ve aplanando la bola del acrílico y cepíllala hacia la parte superior de la punta. Esparce de forma suave y rápida por la intersección entre la uña natural y la punta del acrílico. Debe quedar una curva suave para que el resultado sea optimo. Y recuerda no llevarlo hasta la cutícula. El acrílico debe adherirse a la uña nunca a la piel.

Después de unos 10 minutos, el acrílico estará seco. Golpea la superficie de la uña con el mango del cepillo y si hace un sonido de chasquido ya está seca y podrás seguir con el siguiente paso.

Ahora que están bien pegadas, puedes empezar a cortar y limar para dejarlas como más te gusten. Usa un pulidor  para pulir la superficie de las uñas.

Ya solo te queda pintarlas como más te gusten, con color, con alguna decoración o simplemente dejarlas con una capa de esmalte transparente.

Cómo poner uñas de gel paso a paso

Para colocar uñas de gel vas a necesitar:

  • Limas y corta uñas.
  • Pulidor.
  • Gel constructor.
  • Esmalte de color para uñas de gel.
  • Gel de acabado.
  • Lámpara UV de secado.

Como siempre has de tener las uñas lo más limpias posibles y sin restos de esmalte o acetona.

Corta, lima y dale forma a tus uñas. En esta ocasión deberás darle la forma en este precioso momento ya que las uñas de gel están sobre las tuyas y no podrás darle forma al acabar. Así que este es el momento de decidir si las quieres rectas, de pico, muy largas o cuadradas.

Una vez le hayas dado forma, pule con el pulidor la superficie de la uña y empuja hacía atrás las cutículas con un palito de naranjo.

Aplica una capa, lo más fina de esmalte transparente en las uñas. Utiliza una capa mucho más delgada para el gel que cuando lo haces con esmalte normal. Ten cuidado de que el gel no toque tus dedos. Y deja secar a ser posible el doble de lo que se recomienda.

Luego aplica otra capa sumamente delgada cuando esté completamente seca la capa base. Esta será de tu gel de color. Pinta bien los extremos de tus uñas al igual que su superficie con las capas de color. Hazlo despacio y sin tomar nunca mucha cantidad de producto. Así evitarás que el gel se abulte y empiece a caerse.

Coloca cada capa bajo una lámpara de luz ultravioleta (UV) de 2 a 3 minutos para secarlas bien.

Pinta por completo tus uñas con el gel. No olvides los extremos, al igual que lo hiciste con el gel de color. Vuelve a colocar las manos con luz UV por 2 o 3 minutos.

Por lo general después de poner uñas de gel queda una capa pegajosa sobre tus uñas y alrededor de ellas. Para retirarla aplica un poco de alcohol isopropílico con un disco de algodón para limpiar los residuos de las uñas.

Si quieres puedes acabar aplicando un aceite de cutículas sobre la piel que rodea las uñas para hidratar y cuidar la zona.

Consejos para poner uñas postizas

  • Asegúrate de que la uña quede pegada firmemente en tu uña real, sin espacios.
  • No utilices demasiado pegamento, de lo contrario se chorreará por los costados; un poco será suficiente. Si el pegamento se chorrea, utiliza un hisopo para limpiarlo con cuidado.
  • Ten mucho cuidado de no poner la uña torcida. El pegamento se seca rápido.
  • Ten cuidado de que no caiga pegamento en la piel.
  • Si usas acrílico asegúarte de hacerlo en una zona ventilada ya que es un químico muy fuerte.
  • Primero empieza a ponerte las uñas en tu mano dominante.

¿Cómo cortar uñas postizas?

Para cortar las uñas postizas cuando estas estén muy largas solo vas a necesitar:

  • Cortador de uñas.
  • Lima eléctrica.
  • Limas de uñas.
  • Toallas de papel.

Lava bien tus manos con agua tibia y jabón. Seca suavemente bien y coloca las manos sobre una toalla de papel. Si tienes desinfectante aplica un poco en el corta uñas para evitar infecciones en las uñas.

Con el corta uñas haz cortes rectos en cada una de las uñas. No cortes demasiado de una primera vez. Es mejor quedarse corto y volver a cortar que pasarse.

Gira las uñas en dirección a tu cara y pasa la lima eléctrica siempre apuntando hacia abajo. Lima las esquinas de las en un ángulo aproximado de 45 grados para mantener las esquinas fuertes y evitar que se rompan.

Al cortar las uñas es posible que tengas que volver a rellenar. Si es así, tendrás que seguir los pasos anteriores y rellenar de nuevo las uñas. Utiliza el gel o el acrílico en los lados y en la parte superior de cada uña y con la lima no eléctrica vuelve a crear una forma natural.

Pasa la lima por los bordes y ve creando la forma deseada. Cuadrada o de punta y una vez tengan todas la misma forma, ya tendrás tu manicura de nuevo perfecta.

¿Qué hacer si se rompe una uña?

Si se te rompe una uña postiza no te preocupes porque tiene solución. Solo tienes que seguir estos 5 sencillos pasos.

  • Lava las manos en un recipiente con agua tibia y jabón. Deja que estén en remojo unos 20 minutos. Después deberás secarlas muy bien y con cuidado de que tirar de la uña que está quebrada.  Aplica un poco de un adhesivo de cianocrilato debajo de la rotura. Haz presión de forma suave sobre la uña para que se adhiera mejor. Retira el exceso de pegamento con un disco de algodón.
  • Para reparar las uñas postizas rotas existen kits de reparaciónes que suelen ser muy eficaces. Solo tienes que aplicar el líquido reparador en la uña rota con el pincel. Corta el papel que contiene el kit y cubre la zona dañada. Luego haz agujeros en él con la ayuda de un alfiler. De este modo pasará el aire durante el proceso.  Aplica un poco de líquido reparador también en el papel.
  • Coloca el papel sobre la rotura de la uña y aplana todo lo posible con un palito de naranjo. Encaja el borde del papel bajo la punta de la uña y presiona. Deja que seque varios minutos. Vuelve a aplicar un par de capas más de líquido reparador al papel, siempre dejando secar entre capa y capa.
  • Si por casualidad la rotura de la uña postiza te pilla de improvisto y no tienes nada para arreglarla toma un poco de esmalte transparente o de color y aplica en la zona afectada. Así conseguirás sellar la rotura y evitar que se extienda hasta que puedas reparar la uñas postiza rota.
  • Cuando notes que la uña se empieza a romper más lima bien la zona para evitar que se vaya toda la uña con cualquier roce o tirón.
  • También puedes reparar tu uña postiza rota con una bolsita de té. La verdad que es muy fácil y funciona muy bien. Limpia y seca la uña con alcohol. Corta una bolsita de té con la forma de la uña. Vacía el contenido de la bolsita. Aplica pegamento por toda la uña y pega el trozo de la bolsa de té encima. Deja secar durante unos minutos, corta el sobrante de la bolsa ta a ras de la uña y aplica una nueva capa de pegamento. Termina puliendo con una lima las asperezas para dejar la zona lo más lisa posible.

7 tendencias de diseños de uñas postizas para 2018

Como cada año, las tendencias en manicura cambian. Colores, diseños, formas, todo varía en función de lo que traen los expertos en manicura y lo que vemos en pasarelas y revistas. Hay modas que vuelven, formas que llegan reinventadas y colores que jamás pasarán de moda. Así que si te interesa saber qué manicuras estarán de moda este año 2018 mira atentamente.

Uñas decoradas con flores

Muy típicas de la época primaveral. Cuando queremos salir de los tonos oscuros y darle un toque alegre a la manicura. Podrás decorar tus uñas postizas con cualquier tipo de flor ya sean pintadas con pincel, con pegatinas, o incluso con fimo. Las uñas postizas decoradas con algún toque floral serán perfectas para acudir a cualquier evento primaveral.

Puedes pintar decorar solo una uña mientras dejas las demás simplemente con color. O puedes decorarlas todas. Eso dependerá de tu gusto.

Uñas decoradas con cristales

Una técnica que se está viendo mucho últimamente y que gana adectas en Instagram. Puede que no sean muy cómodas de llevar (aunque eso también dependerá del largo de las uñas postizas y de la cantidad de cristales que lleve) pero serán el centro de atención en cualquier fiesta.

Puedes decorar solo la punta, la uña entera o varias uñas. Hay miles de diseños así que solo tendrás que buscar el que más te guste.

Uñas rojas

Color que jamás pasará de moda. Cuando no sepas qué hacer con ellas, píntalas de rojo, acierto seguro. Dentro de este color hay muchas tonalidades con las que podrás jugar, hacer combinaciones y mezclar el color con cualquier tendencia.

Decoración de uñas con manicura francesa

Un clásico que se reinventa. La opción más tradicional es llevar la punta blanca y el resto de la uñas en color rosado pero no te quedes ahí. Puedes hacer la manicura francesa en negro, en azul, cada uña de un color, dibujar en la franja de color lunares, flores o estampar cualquier diseño con plantilla en toda la uña.

Decoración de uñas en 3D

Sí, el 3D también ha llegado a la manicura. Este tipo de manicura para uñas postizas está muy de moda entre las chicas que quieren destacar el día de su boda, o que acuden como invitada a una celebración. Son innovadoras y creativas y muchas de ellas te dejarán con la boca abierta.

Decoración de uñas degradadas

Unas uñas elegantes y diferentes que le darán el toque sofisticado a cualquiera de tus looks. Las conocidas Ombre nails llegaron hace varias temporadas para quedarse y cada año vuelven renovadas. Solo necesitas esmaltes de la misma gama de color y una esponja. Aunque también puedes mezclar tonos como el rojo y negro o el blanco y el azul. Es una técnica fácil que no te llevará mucho tiempo y que te permite crear unos diseños perfectos para cualquier ocasión.

Decoración de uñas mate

Otro estilo de decorar tus uñas postizas es con esmalte mate. Nada de brillos, ni colores brillantes sino tu color de esmalte preferido pero con aspecto mate. Esta forma de esmalte causa furor por lo diferente que se ve tu manicura de una tradicional.

Como ves, el abanico en el campo de las uñas postizas es amplio y los diseños infinitos así que espero que este post te haya servido de ayuda.

Deja un comentario