Reflejos rubios: En pelo castaño y moreno

Ofertas de hasta el 70% en maquillaje y cosméticos

Si no ves mi pelo pero sí el resto de mi físico, puedes pensar que soy rubia nórdica, pero la verdad es que nunca fui demasiado rubita.

De pequeña empecé a perder el rubio muy pronto. Y antes de llegar a los 10 años, mi pelo ya era castaño oscuro.

Si te digo la verdad, nunca me importó. Me gustaba el contraste de los ojos claros con el pelo oscuro, pero mi madre opinaba lo contrario.

Ella no quería que perdiera ese color claro del pelo y por eso me echaba manzanilla un par de veces a la semana. Lo peor de eso era que tenía que estar un rato al sol, sola y aburrida.

Por suerte, luego descubrió la camomila Intea, que era menos engorroso para ella. Para mí, era igual porque me seguía poniendo ratos al sol como una lagartija.

No la culpo eh, eso que quede claro. Lo hacía con su mejor intención y solo en invierno, así que mi piel no peligraba demasiado. En verano, el propio sol se encargaba de aclarar mi cabello en la playa.

La verdad es que el resultado empezó a gustarme cuando empecé a entrar en la adolescencia. Mi pelo estaba como más acorde con el resto de facciones y esos reflejos rubios sobre mi base castaña me hacían diferente a mis amigas.

Ellas eran todas morenas y yo parecía recién salida de la peluquería con unas mechas que, en realidad, me había hecho el astro rey.

De adulta, quise volver a mi pelo rubio y me eché algún que otro baño de color, e incluso caí en las famosas mechas californianas que se pusieron tan de moda hace unos años. Ya no me veía favorecida con el pelo oscuro. Me daba la sensación que se me apagaba la cara.

Por suerte, hay miles de tintes en el mercado que facilitan mucho, tanto la tarea de teñirse el pelo, como la de hacer mechas rubias.

Lo cierto es que los reflejos rubios, o el cabello rubio, en general, necesitan de cuidados especiales. Es un tono delicado que puede convertirse en rubio pollo a la primera de cambio, que puede perder el brillo, resquebrajarse… es muy bonito pero requiere de un mimo especial.

Por eso he querido recopilar en este post todo lo que sé de reflejos rubios, su cuidado, su técnica y a quién va dirigido.

¿Te quedas a leerme?

👱‍♀️ Pelo con reflejos rubios

Los reflejos rubios son una técnica de coloración parcial y temporal. Principalmente, está indicada para las bases claras. De este modo, aporta matices al rubio, dando reflejos de mucha luz.

Para que ese reflejo se vea como Dios manda (como diría mi madre), debe hacerse entre uno y cuatro tonos más claros que tu color base para que el resultado sea natural.

La intensidad depende de tus gustos. Y es tu peluquero el que con la brocha, los irá haciendo tomando mechones más o menos grandes de la parte interior y exterior de tu cabello. Aunque si eres mañosa, puedes hacerlo en casa.

Esta técnica también se puede hacer para todo lo contrario, para oscurecer, pero la mayoría de expertos en la materia no lo recomiendan, ya que si oscureces parcialmente tu melena, tu coloración podría no aguantar con el paso del tiempo y el resultado no es tan luminoso.

Personalmente, los reflejos rubios los veo adecuados el pelo rubio. En ellos el resultado es parcial, natural y discreto, pero otorgando mucha luz.

Si tienes un rubio castaño o ceniza, opta por reflejos dorados o de color miel. Si tu rubio es bastante claro, apuesta por unos reflejos de un tono rubio platino.

Lo bueno de los reflejos rubios es que envejecen bastante bien con el paso del tiempo. Es decir, que como tu pelo está lleno de contrastes, no verás ese antiestético efecto raíz.

El tiempo de duración de las mechas suele ser de unas 3 semanas aproximadamente así que tendrás que pedir cita en la pelu como una vez al mes para hacer algunos retoques y reavivar tu rubio.

En casa deberás cuidar tu melena con productos específicos para aportar fuerza, brillo y vitalidad.

Pero, ¿qué pasa si quieres hacerlo en casa? Pues como pasar, no pasa nada. Puedes hacerlo tú misma.

Puedes usar un gorro de ducha con agujeros para poder ir sacando por ahí los mechones de pelo que quieres ir matizando. También puedes optar por hacerlo con papel de aluminio como en las peluquerías.

Antes de empezar debes asegurarte que tu pelo está seco, limpio y bien desenredado para que el resultado sea de salón de belleza.

Solo tendrás que ir tomando mechones y aplicando el tinte que hayas elegido, siguiendo las instrucciones del fabricante.

Recuerda aplicar un champú que matifique el pelo para que no pierda intensidad con los lavados.

👩🏽 En pelo castaño

Si tu pelo es castaño y sobre todo, castaño oscuro, no puedes comprar el primer tinte rubio que veas. Necesitas uno cuya formulación sea la adecuada para que el rubio coja bien, ya que tu base es oscura.

Incluso puede que necesites decolorar antes. En ese caso tendrás que comprar también el producto para decolorar y aplicar sobre los mechones que deseas rubios antes de aplicar este tinte. Si tu pelo es castaño claro, no te va a hacer falta.

Con todo preparado toca elegir cómo vas a hacer los reflejos. Puedes optar por un gorro de agujeros o por papel de plata.

Si optas por la primera, solo tienes que pasar los mechones a través de estos pases y teñirlos de forma segura y fácil.

Para sacar los mechones ayúdate de unas pinzas de cejas para coger el cabello y sacarlo sin dificultad.

Cuando estén todos fuera, peinas bien el cabello, te pones los guantes y ya puedes comenzar a teñir sin miedo, dado que solo vas a cambiar el color de los mechones que sacaste.

Una vez teñido, recoge el cabello para que no manche nada y espera el tiempo que indica el tinte. Cuando haya pasado ese tiempo, te quitas el gorro y enjuaga bien el pelo para que se vayan los restos del tinte.

Si optas por el papel del aluminio tendrás que tener algo más de experiencia ya que es un pelín más complejo.

Debes tomar cada mechón, teñirlo y luego cubrirlo con papel de aluminio. Así uno a uno hasta teñirlos todos.

De esta forma el cabello aislado coje mejor el tinte aunque debe estar más tiempo.

Una vez pasada una media hora retira cada papel, enjuaga la cabeza, lávala como de costumbre y listo.

Como consejo te diré que si quieres darle más dimensión puedes aclarar más los mechones cercanos al rostro, de este modo creas un efecto de ‘contour’.

Sara Carbonero es el vivo ejemplo de reflejos rubios en pelo castaño.

reflejos rubios de sara carbonero

👩🏻 En pelo moreno

Si tienes el pelo oscuro estás de suerte, porque a pesar de que los reflejos rubios están más indicados para una melena clara, tu también puedes darle matices claros a tu pelo.

En este caso es más difícil recomendar un color de reflejo porque hay que tener en cuenta el tono de piel, de ojos, de cejas, la base natural del pelo, e incluso el grado de compromiso que estás dispuesta a hacer para mantenerlo. Por eso si tienes una base muy oscura es mejor que lo hagas en un centro de belleza.

Pero a rasgos generales puedo decirte que lo mejor para este color es un tono caramelo para conseguir un efecto luminoso. Si usas un rubio muy rubio puede que el pelo adquiera una tonalidad naranja.

Puedes hacerlo en casa, pero teniendo en cuenta que es un color oscuro, es fácil meter la pata. Yo acudiría a un peluquero profesional.

🍋 Reflejos rubios naturales

Si lo que buscas es un cambio natural y no quieres usar tintes, tienes la opción de acudir a los remedios y trucos de toda la vida.

El propio sol, la camomila como ya te comentado, la miel o el limón, son los remedios que han utilizado siempre nuestras abuelas para aclarar el cabello.

Piensa que aclarar significa iluminar, que el rubio se vea más claro. No vas a cubrir canas, por ejemplo. Y solo vale en cabellos rubios, o como mucho en castaños claros, en los oscuros es como jugar a la ruleta rusa, no sabes qué va a salir de ahí. Da igual si es teñido o natural pero rubio.

  • Con camomila.

El remedio más usado siempre. La camomila es una flor que contiene apigenina, un flavonoide vegetal y actúa de forma simple. sus pigmentos naturales amarillos que, lavado tras lavado, se depositan en las escamas de las hebras capilares proporcionan reflejos dorados naturales. Más fácil imposible.

  • Limón.

Más fácil todavía, ya que solo tienes que exprimir uno y aplicarlo en el pelo. Eso sí, tienes que irte un ratito al sol, así que llévate un libro o escucha algún podcast interesante mientras tanto.

Pero aquí tengo que hacerte 2 grandes advertencias.

La primera es que no gotee ni escurra sobre el rostro, ya que podrían quedar manchas.

La segunda que pongas protector solar.

E incluso te diría una tercera, que no entres en una piscina, ya que, según dicen, el pelo se te puede poner verde. El sulfato de cobre (que sirve para evitar la proliferación de hongos) puede desencadenar una fatal reacción química en el pelo. Yo esto no lo puedo asegurar pero, es lo que se cuenta por ahí.

  • Manzanilla.

De la misma forma que con el limón. Aquí tendrás que hervirla en agua y echarlo en el pelo cuando ya esté templada. La verdad que el resultado es muy natural y queda precioso.

  • Agua oxigenada.

El agua oxigenada también se ha usado mucho con este fin. Lo que no deja de ser la locura más grande que he escuchado en mi vida. Bueno, también está la de usar aceite Jhonsons para ponerte morena, que también tiene tela.

El caso es que esta barbaridad generó unos sprays aclarantes inspirados en esa idea tan mala y peligrosa para el pelo, como Go Blonde Lightening Spray de John Frieda. Debe echarse en el pelo y aplicar secador o ponerse bajo el sol para aclarar varios matices casi al instante. Las fórmulas incluyen limón y camomila, obviamente.

👨 En hombre

Yo recuerdo que en los 90, muchos hombres llevaban reflejos rubios. Y si mi memoria no me falla, George Michael fue uno de los cantantes de la época que lucía en algunos vídeos mechas rubias.

Aunque no era algo que todos se atrevieran a llevar. Ya sabes, eran otros tiempos. Como poco se ganaban el insulto fácil.

Por suerte, eso ya ha cambiado, y si hoy un hombre se quiere teñir el pelo, se lo tiñe, y punto.

El caso es que fue una tendencia que desapareció por completo, supongo que por esa falta de atrevimiento. Pero el look ha vuelto, y está en plena tendencia.

A diferencia de los noventa, el degradado va desde el color de pelo natural hasta las puntas y de forma suave. Así se consigue que el color sea brillante y natural.

Debes comparar el color del pelo con las muestras del tinte. Y aquí reitero lo mismo que en el pelo con reflejos rubios para mujeres, si el cabello es muy oscuro, es mejor ir a un profesional.

Si te decides a hacerlo en casa, usa un pincel de coloración (para reflejos sutiles) o un peine de púas anchas (para reflejos más gruesos).

Moja el pincel o peine con el tinte y, empezando por las raíces, lleva el color hacia las puntas. Cuando te aproximes a ellas, presiona un poco más para producir el degradado natural.

Si solo te interesan las puntas rubias más estilo años 90, solo necesitas aplicar el color en ellas.

Otros contenidos que te pueden interesar:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Deja un comentario