Cosmética coreana

Ofertas de hasta el 70% en maquillaje y cosméticos

Siempre me ha llamado la atención la piel de las mujeres de Corea.

Esos cutis perfectos, relucientes, sin manchas, radiantes… casi de porcelana.

Bueno sí, pueden parecer muñecas de tienda de antigüedades, y te puede gustar más o menos, pero no me negarás que esa piel es envidiable.

Y muchas veces me he preguntado cómo lo consiguen y cómo tienen esa tez tan perfecta, porque yo, por más que haga, no la consigo.

¿Será porque poseen las mejores marcas de cosmética?

Pues entre otras cosas, sí.

Pero además, después de haber leído mucho sobre su cultura en cuanto a belleza se refiere, he llegado a la conclusión que esa perfección la consiguen por 2 razones.

  • La primera por su pulcritud en la limpieza facial.

Para ellas, esto es el pilar fundamental para tener una buena piel, e incluso son las pioneras en introducir en esa rutina de cuidado la doble limpieza facial.

  • Por otra parte, huyen del sol.

Sí, ya lo sé, a mi también me encanta estar bronceada y ponerme morenita. Pero para ellas el sol es poco menos que Belcebú.

Piensa que en Corea, su población era, hace años, principalmente agrícola, lo que conlleva estar trabajando de sol a sol cada día. Y fue ahí cuando comenzaron a desarrollar remedios para esos daños que el sol causaba en la piel.

Y de ahí que las mujeres odien tanto tomar el sol.

Todo lo contrario que nuestra cultura, en la que estar morena es el sumun de la belleza.

Pero tenemos que ser conscientes que el astro rey quema, acelera el envejecimiento, provoca manchas, arrugas… vamos, que para ellas es impensable tumbarse, cual lagartija, a tomar el sol como hacemos nosotras porque eso destroza la piel.

Otra cosa que me llama la atención es su cosmética tan personal.

Es curioso que basen su rutina en conceptos totalmente diferentes a los nuestros.

Por ejemplo, nosotras enfocamos nuestra rutina a la edad que tenemos y buscamos cremas específicas para esa edad.

Ellas no.

Ellas se centran en el tipo de piel que tienen y a partir de ahí buscan soluciones para todas sus necesidades.

Y si lo piensas es mucho más lógico, porque yo puedo tener 30 años y acné, 20 y una piel super seca, o 50 y rosácea.

Otra de las cosas que me encanta de la cosmética coreana es que es económica, visualmente mucho más atractiva, y ofrece resultados rápidos. Por no hablar que emplean en sus composiciones principios naturales, y que son extremadamente suaves y respetuosos con el rostro.

Y como sé que a ti la cosmética coreana también te está llamando la atención, te traigo todo lo que necesitas saber sobre ella. Marcas, opiniones y un poquito de historia y curiosidades.

¿Qué te parece?

¿Empezamos?

cosmetica coreana

🌟 Marcas de cosmética coreana

Para mí, la cosmética coreana es un estilo de vida, un ritual que esconde como base fundamental, una filosofía llena de guías y consejos para que se entienda la importancia del cuidado de la piel.

Cada vez que una chica occidental se cambia a la rutina coreana lo hace, principalmente, porque además de ser económica es efectiva.

Y porque se mete por los ojos cosa mala. También hay que decirlo. Sus colores y packagings son divertidos y llamativos.

Pero lo más importante es que es un tipo de cosmética muy avanzada en formulaciones.

Y teniendo en cuenta la gran competencia que hay, las coreanas no perdonan ni el más mínimo error.

Las mejores marcas de cosmética coreana ofrecen algunas ventajas frente a la occidental tales como:

  • Sus fórmulas son efectivas y suaves con la piel, incluso con las más sensibles.
  • Están en continua innovación creando fórmulas que se reinventan constantemente. Tanto que cada día encuentras nuevos productos con mejores composiciones.
  • Poseen ingredientes naturales entre los que destacan los extractos de frutas o de plantas.
  • El packaging más cuidado del mundo es el de Corea sin duda.
  • Y lo más importante, cumplen con lo que prometen en resultados.

💬 Opiniones

No vas a encontrar ni una sola opinión negativa de nadie que haya probado cualquier producto coreano.

Te lo aseguro.

Y si la hay, es de alguien que no ha elegido de forma inadecuada el producto que necesitaba para su piel.

Como ya he dicho, las formulaciones son extraordinarias y prima la respetuosidad con cada tipo de piel.

Enamora sin más.

Si la pruebas estás perdida.

A título personal, te recomiendo que si estás metiendo la cabeza en el mundo K-beauty no te vuelvas loca comprando como si no hubiera mañana.

Hay tantos productos y tantas marcas que puedes saturarte, así que hazme caso -si quieres- y empieza introduciendo:

  • Una BB cream, que fueron las primeras en aterrizar en occidente y te aseguro que están a otro nivel.
  • Mascarillas, porque el universo de las mascarillas coreanas son de otro mundo. Eso sí, menos mal que son económicas porque de no ser así, todas estaríamos en la miseria más absoluta. Lo entenderás en cuanto veas sus packagings y sus formulaciones de plantas y frutas.
  • Y un tónico facial, porque es uno de los pasos fundamentales del skin care coreano. Imprescindible para preparar la piel y para recibir el resto de tratamientos de la rutina.

Estos productos son una apuesta segura, y en cuanto caigan en tus manos verás que todo el mundo tiene razón.

La cosmética coreana está un nivel por encima de la occidental.

Y no te preocupes que no tienes que ir al país asiático a por cremas y mascarillas (aunque esa idea suene bien, muy bien). Puedes encontrar un sin fin de cosmética coreana en España.

mejores productos cosmetica coreana

🤔 ¿Qué es la cosmética coreana?

No me gustaría irme sin contarte qué es y por qué funciona tanto este movimiento denominado K-Beauty.

Y es que en general, la cosmética coreana está pensada para cuidar la belleza de la piel desde muy temprana edad, intentando así retrasar la aparición de arrugas, manchas e imperfecciones.

Es por eso que dentro de todos sus cosméticos vas a encontrar multitud de limpiadoras, exfoliantes, serums, y tónicos.

Aunque la cosmética coreana se remonta al 700 a. C, su auge no irrumpió en escena hasta hace pocos años.

Eso sí, sus rituales inundaron nuestros baños.

La cosmética coreana incluso ha superado la belleza japonesa para convertirse en la categoría de belleza más popular del lejano oriente.

Dicha influencia, es conocida como K-Beauty, busca como resultado una piel clara, lisa y sin poros. Y para conseguirla su rutina se compone de 10 pasos.

Y no se saltan ni uno de ellos por nada del mundo.

Es su momento, su desconexión, su cuidado.

Sin esos pasos, no tendrían la piel que tienen, y por eso para ellas esta rutina es tan importante como respirar.

Para terminar quiero destacar que en un mundo tan competitivo, Corea, para sobrevivir, ha elevado su juego al último nivel, ofreciendo una eficacia espectacular en todo lo que producen.

Además de cumplir con cada uno de los objetivos de cada producto.

Saben que están frente a un consumidor inteligente y exigente pero que no concibe el cuidado de la piel como un lujo, y por eso no están dispuestos a pagar nada a precio de oro.

Por eso las empresas venden lo mejor a unos precios realmente asequibles.

¿Qué quieres que te diga?

Buenos precios, las mejores formulaciones, cosmética respetuosa con la piel y en muchos casos libre de crueldad animal.

¿Qué más se le puede pedir?

Y tú, ¿aún no te decides a cambiar y lucir una piel de porcelana?

Otros contenidos que te pueden interesar:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Deja un comentario

 

Responsable: Juan Carlos Corral Correa.

Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: moderar y responder comentarios de usuarios.

Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en contacto@bdebelleza.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Información adicional: En https://bdebelleza.com/politica-de-privacidad/ de bdebelleza.com, encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal, incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad, y otros temas.